Publicado: 06.11.2013 08:00 |Actualizado: 06.11.2013 08:00

El Atlético, a una victoria de octavos

Un empate serviría para lograr el objetivo, siempre que el Oporto pierda en su visita al Zenit. El rival austríaco llega a Madrid mermado por la lesión de su máximo goleador, Marko Stankovic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Atlético de Madrid recibe este miércoles al Austria Viena a un paso de los octavos de final de la Liga de Campeones, a los que avanzará con una victoria, e incluso con un empate siempre que el Oporto pierda en el otro encuentro del grupo G en su visita al Zenit de San Petersburgo.

Además, podría dejar sentenciado hasta el primer puesto del cuarteto. Un triunfo de los madrileños en el Vicente Calderón y una igualada entre el equipo portugués y el ruso aseguraría el acceso del equipo rojiblanco como líder de grupo a la siguiente ronda del máximo torneo europeo, en el que su última aparición data de hace cinco temporadas, en el curso 2008-09.

La clasificación es el objetivo más inmediato para el Atlético, impecable en la actual edición de la competición, con tres triunfos en otras tantas jornadas: 3-1 al Zenit, 1-2 al Oporto y 0-3 al Austria Viena. Nueve puntos de nueve posibles y liderato del cuarteto para el conjunto madrileño, también intratable en Europa.

Este miércoles asume el duelo como favorito. Ya ejerció como tal y lo demostró hace dos semanas en el estadio Ernst Happel de Viena, con un 0-3 y un estreno inmejorable de Diego Costa en la Liga de Campeones, con dos de los tres goles de su equipo en Austria.

El Atlético ha resuelto sus ocho encuentros con siete triunfos y un empate

No sólo ha ratificado que es mejor que su próximo rival, sino que su fantástica trayectoria como local le hacen un equipo temible en el Calderón, donde ha resuelto sus ocho encuentros oficiales de esta campaña con siete triunfos y un empate -ante el Barcelona en la Supecopa de España (1-1)-, 24 goles a favor y seis en contra.

La segunda posición en la Liga, con once victorias en doce jornadas, y el imparable momento de sus delanteros, con Diego Costa y David Villa con siete goles entre ambos en los últimos tres duelos y veinte en los 17 encuentros oficiales de esta campaña, elevan las grandes sensaciones del Atlético antes del compromiso de mañana.

Para este choque, el argentino Diego Simeone apenas cambiará su once, aunque podría incluir alguna mínima variación. La duda está en la banda derecha. Sin Arda Turan, que ha sido baja los tres últimos partidos por molestias musculares, Raúl García o Adrián López, titular ante Granada y Athletic, son las dos principales opciones.

En el resto del equipo no se esperan novedades respecto al 2-0 del pasado domingo sobre el Athletic, con Thibaut Courtois en la portería; Juanfran Torres, Joao Miranda, Diego Godín y Filipe Luis, en la defensa; Gabi Fernández y Tiago Mendes, en el medio; Koke Resurrección, en la izquierda; y Diego Costa y Villa, en ataque.

Enfrente estará el Austria Viena, que viaja a Madrid mermado por la lesión de su máximo goleador, Marko Stankovic, y con objetivos modestos: lograr un empate o, al menos, su primer gol en Liga de Campeones.

Simeone apenas variará su once aunque la duda está en la banda derecha

Pese a reconocer la superioridad del rival, el técnico croata del Austria, Nedad Bjelica, insistió el pasado martes en que sus jugadores deben saltar al Vicente Calderón con la intención de ganar.

"Quiero ganar cada partido, también en Madrid. Es la presión que me doy a mí mismo. Y espero esa actitud también de mis jugadores", aseguró el antiguo futbolista del Albacete, el Betis y Las Palmas.

Bjelica, que tendrá que seguir el partido desde la grada, después de que en el encuentro de hace dos semanas en Viena fuera expulsado del banquillo por protestar al árbitro, indicó que intentarán ofrecer un buen juego con disciplina, esfuerzo y organización, y confió en que la suerte caiga de su lado. El Austria Viena llega al cruce con el Atlético de Madrid con el optimismo alto tras ganar por 3-0 su último encuentro de la Liga de su país, en la que va quinto.

"Tras una victoria así, uno se sube al avión con otra sensación", aseguró su capitán, Manuel Ortlechner, que reconoció que, aunque ese triunfo es una inyección de moral, el equipo es consciente de que el cruce en Madrid será "un partido totalmente diferente".