Público
Público

Un autogol de Forlín a lo Forlán da aire a la Real

Lo peor para el Espanyol fue la lesión de Galán, con fractura de peroné

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Real recupera oxígeno con un apurado triunfo ante el Espanyol en Anoeta, donde los catalanes pudieron lograr el empate en el descuento aunque el portero chileno Bravo lo evitó. Empezó fuerte la Real, que estuvo muy cerca de marcar con Tamudo y Griezmann, aunque también pudo encajar un gol de su rival en una habilitación de Luis García al argentino Osvaldo, que remató sin pensárselo, pese a que Bravo empezaría su gran noche.

Tamudo, muy motivado ante su ex equipo, fue el mejor recurso de los guipuzcoanos, con galopadas y toques de ingenio que no lograron su objetivo por muy poco, ya que el conocimento rival también ayudaría a los defensas espanyolistas en algunas acciones.A siete minutos para el descanso y con el conjunto barcelonés presionando, la Real pudo marcar al conectar de cabeza Zurutuza un balón servido por Xabi Prieto, pero su remate salió acariciando el poste.

Apretó la Real en la segunda mitad, el Espanyol tuvo que replegarse y sufrió en las acciones a balón parado con el gigante Ansotegi, quien disfrutó de hasta tres ocasiones claras al anticiparse y rematar de cabeza muy cerca del gol.

Tamudo, tras otra gran oportunidad surgida de la nada, dejó su sitio a Joseba Llorente, ya que Lasarte se resiste a utilizar al alimón a sus dos puntas, pero al final sería otro el cambio decisivo en el devenir del encuentro. Faltaban cinco minutos cuando el holandés Sarpong, recién entrado en el campo, sacó un zapatazo en un libre directo que Kameni a duras penas despejó, con la mala suerte que repelió el rechace en su compañero Forlín y este lo convirtió en el gol del triunfo local al más puro estilo Forlán.

Bravo, ya en el tiempo de descuento y con el Espanyol volcado en el área local, hizo de salvador con dos intervenciones de alto nivel y evitó un empate que se veía venir. Lo peor para el Espanyol fue la lesión de Galán, con fractura de peroné.