Público
Público

Bádminton Carolina Marín, tetracampeona de Europa de bádminton: "Soñaba con este día"

La jugadora onubense hace historia al superar los tres títulos consecutivos que logró la danesa Camilla Martin (1996, 1998 y 2000), y cumple su sueño de jugar y ganar un gran campeonato en su tierra.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Carolina Marín hace historia con su cuarto título europeo en su tierra. EFE/Jose Manuel Vidal.

Carolina Marín ha conquistado en Huelva y en el Palacio de Deportes que lleva su nombre su cuarto título europeo al derrotar en la final a la rusa Evgeniya Kosetskaya por 21-15 y 21-7 en 35 minutos.

Marín (1993) declaró tras conquistar el título que "soñaba con este día y con este público", que no pudo describir.

La jugadora onubense hace historia al superar los tres títulos consecutivos que logró la danesa Camilla Martin (1996, 1998 y 2000) y cumple su sueño de jugar y ganar un gran campeonato en su tierra y ante su gente, que llenó por completo las más de cuatro mil localidades del recinto. 

Carolina Marín, feliz con su medalla de oro. EFE

Marín añadió tras ganar la final, y ante algo más de 4.000 espectadores que llenaron el pabellón, que quería "dar las gracias a cada una de las personas que han venido", y que esperaba que hubieran "disfrutado de todo el Europeo".

La deportista lleva diez años viviendo y entrenando en Madrid, varios de ellos dando vueltas al mundo y desde siempre suspirando por su tierra.

En la presentación de los Campeonatos de Europa que han hecho vibrar durante toda esta semana a una multitud en el Palacio de Deportes, la onubense expresó que en su momento pidió a las distintas federaciones que consiguieran traer una competición importante a Andalucía y mejor aún si era Huelva. Deseo concedido.

A partir de ese momento la maquinaria que trabaja en la mentalidad ganadora de la campeona olímpica, bicampeona mundial y —hasta hoy— tricampeona europea estaba fija en hacer lo imposible por conquistar el cuarto título continental.

Carolina Marín cumple un sueño: ganar en Huelva. EFE

Es un título que encierra mucha dificultad y responsabilidad y que, como ella misma dijo, era más que el cuarto el primero de una serie de un único capítulo irrepetible, el de ganar en casa, en su ciudad, en el Palacio de Deportes que lleva su nombre y ante su familia, sus amigos y los paisanos que tanto la adoran.

Este domingo 29 de abril Carolina Marín conquistó en una tarde de primavera el sueño que le faltaba por cumplir tras probar las mieles de los podios más elevados del Olimpo.

Para ella no existe cima más especial que la que hay abajo del todo, sobre el tapiz verde de la competición, arropada por la multitud que grita su nombre, una sensación que ha estado echando de menos a la vez que la disfrutaba cada día.