Público
Público

"La baja de Tiger es un puntazo para nosotros"

Un español en la Copa Ryder. Con 44 años y ocho torneos ganados en los últimos cuatro, Miguel Ángel Jiménez vive el mejor momento de su carrera 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mecánico se ha convertido en artesano. Juega donde y como quiere, casi siempre para terminar entre los primeros, pero saca tiempo para regresar a Málaga y disfrutar de su Ferrari, su familia, y sus clásicos puros habanos. El Pisha habla con Público sobre su tercera presencia como jugador en la Ryder, que hoy celebra en Valhalla (Kentucky) la ceremonia inaugural.

Sergio García y usted. ¿Dos españoles en el equipo europeo suena ya a poco?

Hombre, siendo 12 españoles en el circuito europeo, usted me dirá… Si nos comparamos con otros países, el porcentaje es muy alto, casi un 20%.

Su debut en la Ryder fue atípico: Seve le escogió como asistente del capitán en 1997 en Valderrama. ¿Eso cambió su carrera?

Fue parte de un aprendizaje. Seve me escogió como segundo capitán y debo admitir que es el espejo en el que me he mirado. Hizo mucho por mí.

¿Se ve como futuro capitán?

Tiempo al tiempo.

¿Qué tiene la Ryder que desata pasiones?

Hay que mirar a la historia. Desde 1925 se ha consolidado como evento entre dos continentes, donde no se da dinero… Es deporte, pasión pura y dura. Eso es lo que te llama.

Los americanos han preparado el campo.

No lo sé. Es un gran campo.

En campos como este, su juego recto y su manejo de los efectos resulta clave…

Controlo muy bien desde el tee, puedo estar de pareja con cualquiera y soy bastante certero con los hierros.

¿Cómo les puede afectar la baja de Tiger Woods?

Es un puntazo para nosotros, ¿no? Aunque no creo que haya equipo en el mundo que dependa de una sola persona. Los jugadores son los que son.

¿Con quién no le gustaría verse en los individuales?

Me da igual. A ver qué pasa.

Y en los dobles, ¿cuál sería su pareja ideal?

Sergio García, claro.

¿Cómo es su relación con el capitán, Nick Faldo?

Es un jugador como la copa de un pino, su currículo es impresionante. Le respetamos, sabemos quién es quién.

Faldo es el jefe, pero ¿quién manda dentro?

Sergio o Harrington deben marcar el ritmo.

Europa lleva tres victorias seguidas, un hito...

Hay que estar aquí y vivirlo en la piel. Los vellos de punta…

Este curso ha ganado el título más importante de su carrera, el PGA de Wenthworth, a los 44 años, ¿está en su mejor momento de juego?

En uno de los mejores. Le pego bien a la pelota, sigo con ganas después de 20 años… Y ahí estamos, dando guerra.

Usted disfruta la vida intensamente. ¿Hasta cuándo se ve en el circuito?

Mientras dura, dura, ¿no dicen eso? Esto es como la autopista. Te metes en el carril izquierdo, adelantas… y vas viendo las salidas. Yo, de momento, no veo la mía.

En el campo de Torrey Pines, sede del US Open, no se permitía fumar. ¿Se ha informado bien antes de llevarse la caja de puros a Valhalla?

No se podía fumar dentro de las cuerdas, en el campo, pero fuera… Yo les dije que si no me dejaban fumar, no competía. Ahora en serio, yo sólo fumo en entrenamientos, en campeonatos no lo hago. Sólo juego al golf.