Publicado: 25.11.2014 22:56 |Actualizado: 25.11.2014 22:56

El Barça acecha al PSG tras otra noche antológica de Messi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El FC Barcelona ha ganado este martes al Apoel FC en Nicosia (0-4) en partido correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, donde Leo Messi ha sido el gran protagonista al convertirse en el máximo goleador de la Champions con su 'hat-trick', también Luis Suárez al marcar su primer gol como blaugrana, y el equipo barcelonista cumple con el objetivo de seguir en la lucha por el liderato.

Pese a las dificultades que tuvo el partido del Camp Nou, pese a que este Apoel tan solo ha encajado un 0-2 en los dos partidos contra el Paris Saint-Germain, el Barça quiso demostrar esta noche, y lo hizo, que cuando se centra en su fútbol y pone intensidad en el terreno de juego es difícil oponerle resistencia. Un 'hat-trick' del 'recordman' Messi y el primero de Suárez acabaron con un Apoel que luchará con el Ajax por ir a la Europa League.

El Barça, por contra, que ya estaba clasificado, se jugará la primera posición del grupo en el Camp Nou contra el PSG, que sufrió bastante para ganar al Ajax (3-1). Los blaugranas dependen de ellos mismos, pues si ganan a los parisinos serán primeros, y tendrán el doble premio pues también lograrían la revancha del 3-2 del Parc des Princes.

Y si llegan a lograr este objetivo será gracias a esta victoria, que muchos daban por sentada antes del partido pero que se tenía que lograr en el césped del GSP Stadium, donde el Barça fue claramente superior.

En una muy buena primera parte, con una intensidad abrumadora y con la portería de Urko Pardo como centro de la diana, se fueron ya con un claro 0-2 que pudo ser más amplio. Messi fue el claro protagonista por su récord y sus tres goles, pero los primeros focos de atención fueron para un Luis Suárez que por fin marcó como blaugrana, merecido premio a su esfuerzo en sus primeros partidos.

Primer falló ante Urko, pero en la segunda ocasión clara que tuvo, mojó. Fue un golazo de Suárez, que recibió de Alba en la frontal del área y, esquinado, se fabricó él solo el gol mostrando sus múltiples recursos.

Esperó el balón de espaldas, aguantó a su defensor, se fue de él con un suave toque de espuela y girando sobre sí mismo y, después, encaró y miró a Urko antes de superarle con suavidad. Después de la sanción, y de ir a más como asistente, se estrena como goleador. También hubo ocasiones de Rakitic, de Alba, de Pedro... Y gol de Messi, el primero de su cuenta particular, el que le daba ya el récord.

Messi esta vez fue pillo, listo, situándose en la trayectoria del disparo de Rafinha para meter su bota y anotarse el tanto, el 0-2, que es su gol número 72 en la Liga de Campeones y le convierte en máximo artillero histórico de la competición, dejando atrás a Raúl González (71) y Cristiano Ronaldo (70). Después llegarían dos goles más para situar el récord en 74 goles, cuatro por encima del portugués.

Tras el descanso continuó el dominio acaparador del Barça, que no dio opción al Apoel. Lo probó Pedro en el '51, consciente de que sus minutos van caros esta temporada y más si no los aprovecha, y no tuvo tampoco fortuna en Nicosia. Pero sí asistió a Messi en el tercer gol del '10', el del 0-4 definitivo, que llegó después de un doblete provisional a pase de Alves, que también formará parte como asistente de este récord.

Mención aparte merece Marc-André Ter Stegen, pues solo tuvo que intervenir en dos ocasiones en todo el partido, y en la primera de ellas salvó un gol con una gran mano, lo que se pide a un portero del FC Barcelona.