Publicado: 21.11.2013 18:28 |Actualizado: 21.11.2013 18:28

El Barça acumula quince lesiones musculares desde el inicio de temporada

Es la peor racha en tres años. Messi, Jordi Alba, Tello, Adriano, Mascherano, Pedro, Piqué, Jonathan, Valdés y Alves las han sufrido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con la rotura fibrilar que Dani Alves que padece en el sóleo de su pierna derecha, el Barcelona suma un total de quince lesiones musculares desde que comenzó la temporada, la cifra más elevada de los tres últimos años.

De las 21 lesiones contabilizadas desde el inicio de los entrenamientos bajo las órdenes de Gerardo 'Tata' Martino, tan solo seis de ellas se deben a traumatismos, mientras que las restantes -más de dos tercios- han sido causadas por problemas musculares.

Dicha cifra es la más abultada en comparación con las dos últimas campañas. En la pasada, bajo la órdenes de Tito Vilanova, se contabilizaron entre agosto y noviembre seis lesiones de estas características, mientras que en la 2011-2012, la última con Pep Guardiola al mando, la plantilla azulgrana padeció hasta once lesiones musculares en los cuatro primeros meses de competición.

El último parón de selecciones ha llenado la enfermería azulgrana, en la que tan sólo la de Cristian Tello -con un esguince en el tobillo- se ha debido a un problema traumático.

A la ya mencionada de Dani Alves, se suma la rotura miotendinosa proximal del gemelo derecho que Víctor Valdés sufrió en el amistoso de la selección española ante Sudáfrica, que lo dejará seis semanas fuera de las canchas, y la sobrecarga que Xavi Hernández padece en los isquiotibiales.

Ya en la pretemporada se empezaron a contabilizar las primeras bajas por problemas musculares. En la gira de más de 30.000 kilómetros por Alemania, Noruega, Polonia, Israel, Palestina, Tailandia y Malasia, Cristian Tello, con una elongación en el bíceps femoral, Jonathan dos Santos, con una sobrecarga en el cuádriceps, y Pedro Rodríguez, con unas molestias en el gemelo, fueron los tres primeros damnificados.

En el partido de ida de la Supercopa de España ante el Atlético de Madrid, Leo Messi se aquejó de la primera de las tres lesiones musculares que ha padecido en este inicio de temporada. El argentino estuvo una semana de baja por unas molestias en el muslo derecho. Pocos días después, el brasileño Adriano Correia -propenso a tener molestias musculares- padeció una sobrecarga en el bíceps femoral que lo alejó una semana de los terrenos de juego.

El también lateral zurdo Jordi Alba se desgarró el mismo músculo en el partido ante el Sevilla disputado el 14 de septiembre y, tres semanas después -pocos días antes de reincorporarse con el grupo-, se rompió el recto anterior de su pierna izquierda, del que aún se recupera.

Entre las dos lesiones de Alba, Javier Mascherano estuvo tres semanas de baja por una elongación en el bíceps femoral padecida en el partido de Liga ante la Real Sociedad, mientras que su compatriota Messi sufrió, ante el Almería, otra pequeña rotura en el mismo músculo que lo dejó tres semanas fuera de órbita.

Todo ello sin olvidar la sobrecarga en los isquiotibiales que padeció Gerard Piqué antes del clásico contra el Real Madrid, así como las molestias en la misma zona de Adriano después de acumular ocho titularidades consecutivas, todo un récord para el brasileño.

La lesión muscular número doce de la era Martino que hizo saltar todas las alarmas en el entorno azulgrana fue la rotura que 'La Pulga' sufrió en el bíceps femoral de la pierna izquierda ante el Betis. El argentino no reaparecerá hasta después del parón navideño, tampoco lo hará hasta esa fecha Víctor Valdés, mientras que Dani Alves deberá estar entre siete y diez días recuperándose de una microrrotura en el sóleo de la pierna derecha.

Quince problemas musculares en cuatro meses que, de puertas a fuera, parecen no preocuparle al club. Su director deportivo, Andoni Zubizarreta, negó en declaraciones a la Cadena COPE que, desde la salida de Pep Guardiola, el equipo haya cambiado las rutinas de trabajo físico, al afirmar que la exigencia en los entrenamientos y en la alimentación siguen siendo las mismas.