Público
Público

El Barça se aleja en la tabla

El triunfo de los azulgrana les deja cinco puntos por encima de Madrid y Valencia y tres, del Villarreal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por contagio. Flotó por el Nuevo Colombino la sensación que la jornada que terminaba en Huelva podía ser la de la rebelión de los pequeños; la de los batacazos de los grandes. Duró 50 minutos. Lo que tardó y sudó el Barça para marcar su primer gol.

El equipo azulgrana salió al campo sabiendo que, hiciera lo que hiciera contra el Recre, nadie le iba a discutir el liderato. Ni por juego, ni por números, más allá de su técnico, siempre exigente.

En esta jornada, la tranquilidad le llegó al Barça antes de saltar al césped por demérito de sus perseguidores: A pocos kilómetros de Huelva, en Málaga, el Villarreal se dejaba dos puntos y la posibilidad de superar en lo alto de la tabla a los culés y, el sábado, Madrid y Valencia habían perdido en casa.

A pesar de ello, los catalanes salieron dispuestos a abrir hueco en la clasificación y a ganar su partido. Lo hicieron con el pico y la pala. Lo necesario para conseguir lo que no habían logrado sus perseguidores, ganar un partido en el que, teóricamente eran favoritos. El Barça fue el único que en la práctica hizo buena la teoría.

Una victoria incontestable, contundente, trabajada que hizo feliz a Guardiola y sus jugadores: Sólo hacía falta ver la cara de alegría de los jugadores azulgrana tras el partido cuando abandonaban el campo para dirigirse a los vestuarios. 'Estamos muy contentos. Teníamos que tener paciencia, los partidos no se acaban en 45 minutos y sabíamos que nos costaría', detalló Guardiola tras el encuentro.

Con la victoria de anoche, el equipo catalán suma su novena victoria consecutiva en Liga y se sitúa a una de la segunda mejor marca en la historia del club, la del Barça de Platkko, en 1956. Y con camino por delante todavía para alcanzar las 14 que enlazó el equipo de Rijkaard no hace tanto tiempo, la temporada 20005-06, el año que los azulgrana conquistaron la Champions en París. Más de un culé, sumido en la euforia, ya tiene reservados billetes para Roma el 27 de mayo.

Guardiola buscaba a un hombre en su banquillo tras el gol de Messi. Y lo encontró a su lado. Tito Vilanova, ayudante de Pep ya en el filial, se llevó el abrazo de su jefe. Y es que el tanto del argentino llegó tras una jugada de estrategia con la firma del segundo entrenador culé.

Una falta que sirvió Xavi y que parecía inofensiva significó la apertura de lata que tanto había costado a los azulgrana. 'El mérito es de Xavi y Leo que la ejecutaron a la perfección', apuntó Guardiola quitándose cualquier mérito en la jugada.

El segundo tanto de los de Guardiola fue obra de Seydou Keita que inauguró así su cuenta goleadora con su nuevo equipo, no hacía mucho que el malí había entrado en el terreno de juego. 'Es bueno que Seydou haga goles, tengo una plantilla muy amplia y espero que todos puedan ir jugando', apreció el técnico sobre el gol del centrocampista.

Puyol terminó el partido con unos problemas en el pubis y el propio Keyta, con puntos.

El Barça ya casi no recuerda su última derrota en Liga, fue en la primera jornada del campeonato, como el Recre casi ha olvidado su única victoria en la competición regular, que fue también en el estreno de la actual campaña. 'Son tres puntos más que nos refuerzan mucho, eso sí', convino Guardiola. 'Pero no paro de repetir que en noviembre no se gana la Liga', añadió.

Al los azulgrana sólo les queda el Getafe antes de la llegada del Tourmalet contra sus máximos rivales. Esos que, esta jornada no supieron mantener el nivel como sí lo hizo el Barça.