Publicado: 27.01.2014 12:32 |Actualizado: 27.01.2014 12:32

El Barça amenaza al filtrador del contrato de Neymar

"Sabemos quién lo hizo y no fue Jordi Cases", asegura el presidente Bartomeu, que denuncia que desde Madrid se quiere hacer daño al club azulgrana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El nuevo presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha adelantado que "cuando el proceso -por el caso Neymar- acabe" el club estudia presentar una querella contra quien filtró los contratos del brasileño y, posiblemente, también contra el medio que los publicó -el diario El Mundo-.

En una entrevista a RAC1, Bartomeu ha dicho que el club ha descartado denunciar "por daños y perjuicios" al socio Jordi Cases -quien con su querella ha provocado la dimisión de Sandro Rosell-, así como que el club ya ha hablado con él. "Tenemos la evidencia de que él (Cases) no filtró los contratos. Cuando el proceso acabe, tomaremos la iniciativa. Sabemos quién lo hizo", ha anunciado Bartomeu, quien considera que desde Madrid ha habido interés en magnificar este asunto porque "cuesta asimilar que (el Barça) ha dominado en los últimos años".

Además, ha asegurado que esa persona les obligó a salir a ofrecer los datos del contrato de Neymar, "algo que no nos gustó".

Bartomeu ha hecho referencia, pues, a la mano alargada de Madrid para entrometerse en los asuntos de Barcelona: "Creo que detrás del socio Jordi Cases no hay nadie pero sí creo que ha habido alguien en Madrid que lo ha cogido y lo ha hecho volar muy alto. En Madrid está la Audiencia Nacional, etc". 

"Veo una cierta beligerancia (desde Madrid) respecto al Barça"Y ha aludido veladamente a la idea que desde la capital española se intenta desestabilizar al Barça por sus éxitos deportivos: "Quizás sí que el dominio del Barça en las competiciones provoque que, quien no gana en el campo, intente ganar en los despachos". Y ha ido más allá al considerar que ve "una cierta beligerancia (desde Madrid) respecto al Barça" porque "cuesta digerir que tenemos a dos jugadores dominantes como Leo Messi y Neymar".

Bartomeu ha detallado cómo fueron las últimas horas de Sandro Rosell en la presidencia del Barça y cómo la junta fue incapaz de convencerle para que se quedara.  "Sandro Rosell me dijo después del partido contra el Levante que fuera a desayunar a su casa al día siguiente. Fui, estuvimos hablando unas cuatro o cinco horas pero no le pudimos convencer. Fue imposible. Nos contó cosas que no sabíamos, pero algunos episodios concretos sí los conocíamos. Lo entendimos pero no lo compartimos".

El nuevo mandatario ha desvelado que no se hicieron públicas las cifras de la operación del astro brasileño antes por una cuestión de seguridad. "La familia Neymar nos pidió confidencialidad, pero por una cuestión de seguridad. La familia es muy extensa y viven en un país (Brasil) con un nivel de delincuencia alto. Esa es la razón", ha insistido. Y ha contestado a los que consideran excesivamente alto el salario de Neymar -que cobrará en su primera temporada cerca de 17 millones de euros-: "Neymar no cobra ni mucho menos lo que ganan grandes estrellas del fútbol. Y aceptó nuestra oferta, que era inferior a la de otros clubes".

Bartomeu también ha explicado sus sensaciones en los primeros días en el cargo y ha confesado que "nunca me hubiera imaginado ser presidente del Barça" y prefiere no desvelar si Florentino Pérez le ha felicitado por su llegada al cargo. Además, asegura que "en ningún momento se planteó en la reunión de la junta convocar elecciones en junio" y que pese a que no se cambiará a ningún integrante de la actual junta, sí "haremos algunos cambios de cartera".

"El equipo vive por su lado y la junta directiva tampoco está sujeta a los resultados deportivos"El presidente del Barça no cree que las cuestiones institucionales afecten el rendimiento de los hombres del 'Tata' Martino. "El equipo vive por su lado y la junta directiva tampoco está sujeta a los resultados deportivos. Hemos rebajado la deuda y ahora plantearemos un referéndum para reformular el estadio. Llevamos en el cargo casi cuatro años y tenemos un proyecto para seis. Hemos cometido errores, pero nos sentimos fuertes", ha insistido.

Bartomeu ha apostado por tender puentes con dos de los activos más importantes de la época de Laporta, Johan Cruyff y Pep Guardiola: "A Cruyff le respeto mucho, la relación es de respeto y tenemos que hablar con él. A Guardiola aún le quedan muchas cosas que hacer en el Barça en el futuro. Espero que cuando acabe su etapa en el Bayern vuelva a pensar en ayudar al Barça", ha dicho.

Ha insistido en que Leo Messi "no está en venta" y ha anunciado que "sin prisa", el Barça piensa reunirse con el jugador para convertirlo en el futbolista mejor pagado del mundo. "No será inminente, tenemos tiempo", ha dicho. Las próximas renovaciones serán las de Martín Montoya -"se está al final del proceso negociador"- y la de Gerard Piqué - "hemos empezado a hablar".