Publicado: 05.11.2013 16:17 |Actualizado: 05.11.2013 16:17

El Barça se enfrenta a un Milan en horas bajas para sellar su pase a octavos

La victoria les colocaría en una posición inmejorable para finalizar como líderes de grupo. Los italianos, en crisis de juego y resultados, buscan una oportunidad para salir del difícil momento que vive el equipo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Barcelona recibe este miércoles al Milan en el Camp Nou con el propósito de sumar una victoria que le aseguraría su pase a octavos de final y le colocaría matemáticamente, a falta de dos jornadas, en una posición inmejorable para terminar como primero de grupo. 

Los triunfas ante el Ajax en casa y el Celtic en Glasgow y el empate en Milán han permitido al Barça consolidarse en el liderato del Grupo H.  Los de Tata Martino aprovecharán la visita del conjunto italiano, inmerso en una profunda crisis de juego y resultados, para sumar diez puntos en la tabla, un cifra que sería ya inalcanzable para dos de sus tres rivales.

Ganar y despejar algunas dudas en torno al juego del equipo -muy cuestionado en este arranque de temporada- son las prioridades del técnico azulgrana, Gerardo 'Tata' Martino', quien pese a las críticas mantiene al Barcelona invicto desde su llegada.

El Milan suma tan solo doce puntos tras once jornadas en el campeonato italiano

Para lograrlo contará con todos sus efectivos salvo el defensa Jordi Alba, que sigue recuperándose de un rotura en el bíceps femoral de la pierna derecha, y el centrocampista Jonathan dos Santos, operado esta mañana de una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Los defensas Gerard Piqué y Adriano Correia se ejercitaron el lunes al margen del grupo pero podrían empezar en el banquillo, lo que abriría las puertas de la titularidad a Carles Puyol como pareja de Javier Mascherano en el eje de la defensa y confirmaría la presencia, un partido más, de Martín Montoya en el lateral izquierdo.

Fiel a su política de rotaciones, el técnico argentino podría dar descanso a Xavi en un medular que estaría formada por Sergio Busquets, Cesc e Iniesta, y entrada a Pedro por Alexis en la punta de ataque, donde Neymar y Messi parecen fijos. El 'crack' argentino, que encadena cuatro partidos de Liga sin ver puerta, marcó por última vez en San Siro, y quiere volver a hacerlo mañana en el Camp Nou para acabar con el debate en torno a su deficiente estado de forma.

Messi encadena cuatro partidos de Liga sin ver puerta

Un Milan en plena crisis llega a Barcelona en busca de una oportunidad para salir del difícil momento que atraviesa el equipo, que en el campeonato italiano suma tan solo doce puntos tras once jornadas. Un inicio liguero decepcionante que ha arrojado nuevas sombras sobre el futuro del técnico Massimiliano Allegri, para el que ya se habla de un sustituto, y desatado controversias en la dirección con el enfrentamiento entre Barbara Berlusconi y el vicepresidente Adriano Galliani, amigo y brazo derecho del patrón indiscutible Silvio Berlusconi.

Tras el 1-1 firmado en San Siro la pasada jornada, los 'rossoneri' apostarán por jugar en el Camp Nou a la contra, con la esperanza de poder arrancar un resultado satisfactorio en Barcelona, un escenario que en los últimos choques no les ha sido muy favorable y donde los azulgrana coronaron el año pasado un remontada que todavía pesa en el ánimo milanista.

Para el desafío ante el Barça, todo indica que Allegri apostará por el delantero Mario Balotelli desde el comienzo del encuentro acompañado por el brasileño Kaká y Valter Birsa, reservando a Robinho como revulsivo en caso de necesidad. En el centro del campo parece confirmado el trío Riccardo Montolivo-Nigel De Jong- Sulley Muntari, mientras que en la defensa vuelve a estar disponible el francés Philippe Mexes, tras cuatro partidos de sanción en la Liga, para ocupar su puesto de central junto al colombiano Cristian Zapata.

Como laterales, se perfilan como elección obligada Ignazio Abate y Kevin Constant ante la ausencia de Mattia De Sciglio, que es baja por lesión, mientras que en la portería Allegri podrá volver a contar con Christian Abbiati, que se saltó el encuentro del pasado domingo con el Fiorentina pero que ya parece totalmente recuperado.