Publicado: 06.12.2013 12:29 |Actualizado: 06.12.2013 12:29

El Barça se enfrenta a sus temores en Cartagena

La Copa pone en liza a los equipos de Primera en una extraña jornada de puente con seis partidos. Los azulgranas necesitan sacudirse el pesimismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dieciseisavos de final de la Copa del Rey abren el telón este viernes con seis partidos con doble enfrentamiento entre equipos de la Liga BBVA, y es que los equipos de la máxima categoría inician su periplo en una competición del K.O en que los pequeños buscan la sorpresa, como el Cartagena ante un FC Barcelona que necesita coger aire.

Las dos derrotas consecutivas a domicilio contra el Ajax (2-1) en Liga de Campeones y el Athletic Club (1-0) en Liga obligan a los del 'Tata' Martino a ganar y romper de raíz la incipiente mala racha, pues una tercera derrota, en la tercera competición, sería demasiado para un equipo invicto hasta entonces.

Quizá por ello, y por el respeto que tienen a la competición -dominan el palmarés- y al rival, los blaugranas contarán con buena parte de los jugadores disponibles. Tan solo Gerard Piqué y el recuperado pero inédito Isaac Cuenca se quedan en Barcelona por decisión técnica, mientras que los motores Xavi e Iniesta lo harán pero por precaución debido a molestias físicas.

Además, Martino se lleva a Puyol, de vuelta al equipo, y la gran novedad de Jordi Alba, con el alta médica tres meses después de su última aparición con el equipo. Los jóvenes Adama Traoré --ya debutó en Liga y Champions-- y Dongou también intentarán hacerse un hueco en el equipo copero, donde la duda recae en si Pinto jugará o, al ser ya titular en Liga por lesión de Valdés, dejará su puesto a Oier.

Quienes jueguen, deberán intentar convencer con su juego de que no hay "pesimismo" en el equipo ni que las cosas están tan mal como aparentan en el entorno. Este es el discurso de jugadores, tras hacer autocrítica en Amsterdam, y de Martino, dispuestos a tirar hacia adelante y callar las voces críticas que respetan pero a las que no quieren dar más vida.

Ayer, en rueda de prensa, el técnico argentino asumió toda la responsabilidad de las dos derrotas pero asumió que el equipo se había descompuesto tanto en Amsterdam como en Bilbao. Y ante el ambiente de depresión que sobrevuela el entorno azulgrana, Martino aseguró que tenían dos posibilidades: "o que el pesimismo nos haga daño o que nos haga fuertes". Y conminó a los jugadores que demostrar el optimismo en el campo.

No obstante, enfrente tendrán a un Cartagena que no tiene nada que perder, que vivirá el partido como una fiesta, con el Cartagonova prácticamente lleno, y la intención de hacer mayor la herida blaugrana. No les va mal en Liga, donde están terceros en el grupo cuarto de Segunda B, y quieren seguir soñando en Copa. De hecho, la campaña del club para vender entradas y recibir al FC Barcelona apela, vía su capitán Mariano, a despertar porque "no es un sueño" recibir a los blaugranas y poder ganarles, ponerles cuanto menos en apuros.

Situaciones parecidas vivirán Real Sociedad, Real Betis y Sevilla. Los tres visitan equipos de la tercera categoría y no quieren sorpresas. Los donostiarras visitan a un Algeciras que de momento está pasando desapercibido, tranquilo en la zona media. Los de Jagoba Arrasate van dispuestos a ganar y avisados por su técnico de que la eliminatoria debe ir encarrilada a Anoeta, donde no deberían pasar apuros. Más emoción podría tener el Lleida-Betis, pues será el estreno de Garrido en el banquillo bético. El partido se disputa en horario matinal.

La destitución de Pepe Mel no ha sido bien encajada por los béticos, defensores del técnico que les ascendió de nuevo a Primera y les ha llevado a Europa. Sin embargo, ser colistas y el 4-0 encajado en el derbi contra el Sevilla acabó con la paciencia de la directiva, que espera ver un buen debut del ex del 'Submarino Amarillo' en Lleida, equipo histórico venido a menos pero que es quinto en Segunda B y luchará, de seguir así, por el ascenso.

Precisamente, el Sevilla visita a otro histórico en horas bajas, el Racing de Santander. Los hispalenses vivieron ayer una jornada revuelta debido a la condena impuesta por el Supremo a José María Del Nido, que el próximo lunes oficializará que deja la presidencia del club. Los de Emery visitan el Sardinero, un escenario que ahora está muy alejado de los partidos de la máxima categoría. Los cántabros, con dos descensos consecutivos, están ahora en segunda posición en el primer grupo de Segunda B, impacientes por volver de momento a la categoría de plata. Ganar, sin duda, les daría alas.

En Villarreal se verá el partido más igualado y con más morbo del sábado. Los amarillos reciben al Elche en un derbi valenciano entre el quinto y undécimo clasificado de la máxima categoría, con todo abierto y probablemente por decidir en la vuelta en el Martínez Valero. El último enfrentamiento de la noche también tiene olor a Liga BBVA. El Valladolid recibirá en Pucela al Rayo Vallecano, en una opción para ambos de redimirse de la mala situación en Liga, donde son 18º y 17º respectivamente, y coger fuerzas en una competición donde reinan las sorpresas.