Publicado: 14.11.2013 23:45 |Actualizado: 14.11.2013 23:45

El Barça gana desde la pintura

La aportación de su cuarto de pivotes fue determinante para la victoria en Kiev

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La aportación de su cuarto de pivotes fue determinante para la victoria del Barcelona en Kiev ante el Budivelnik (74-84), en un partido en el que se rehizo defensivamente especialmente en el tercer cuarto, en el que sólo permitió ocho puntos del rival.

El primer triunfo de los de Xavi Pascual como visitantes en la Euroliga llegó de la mano de Ante Tomic (18 puntos, 19 valoración), Joey Dorsey (16 puntos, 22 valoración), Maciej Lampe (12 puntos, 9 rebotes) y Bostjan Nachbar (11 puntos).

El juego en la pintura y las asistencias de los exteriores (26 asistencias; 8 de Huertas y 7 de Navarro) fue decisiva cuando peor pintaban las cosas para el Barcelona y ante un rival luchador que supo jugar sus cartas. El desequilibrio llegó en el tercer cuarto, cuando una mayor tensión defensiva del Barça se reflejó en el ataque del equipo local.

Hasta entonces los ucranianos habían convertido el partido en un correcalles y el Barça no supo cómo frenarlos. De la buena salida con balones interiores sobre Tomic que se transformó en un 11-18 en los primeros siete minutos a un equilibrio absoluto, gracias al juego anárquico de los locales y la falta de defensa de los azulgrana.

Con un inspirado Lavrinovic y un mayor control del rebote, el Budivelnik le puso en muchos problemas a los de Xavi Pascual, que anotaban muy fácil, pero permitían canastas fáciles del rival. Jugando con cinco exteriores y solo una referencia en la pintura, los ucranianos encontraron muchas posiciones claras de tiro y simplificaron el juego para evitar las ayudas de la defensa azulgrana.

Además los triples de Blake Ahearn y las canastas de Micah Downs le dieron aire a su equipo. El Barça lo hacía fácil en ataque -sumó hasta 17 asistencias en el primer tiempo-, pero se enredó en defensa y el partido se equilibró en el segundo cuarto. Solo funcionó su juego interior con Tomic, Lampe y Dorsey. Apareció entonces Juan Carlos Navarro y el partido entró en una dinámica de intercambio de canastas que no convenía a los azulgranas.

Sin respuestas en defensa, Lavrinovic se fue animando, Sada no paraba a Ahearn y el Barça no controlaba el rebote. Total, que los ucranianos se fueron con ventaja al descanso (48-46), después de haber anotado 27 puntos en el segundo parcial. En el tercer cuarto, los azulgranas maniataron a Ahearn, cerraron filas sobre Lavrinovic, el mejor del partido con 21 puntos y 25 de valoración final, y solo permitieron ocho puntos al rival. Con diez minutos por disputar, el Barça había hecho lo más difícil, darle la vuelta al marcador, y ya no concedió más ventajas al rival (56-62).

En el cuarto final, Dorsey hizo gala de su conexión con Navarro y Huertas y sacó su potencia a pasear en forma de alley hoops. Nachbar se apuntó en ataque y el Barça tenía la victoria a su alcance a cinco minutos para el final (62-76). Arreglaron los ucranianos el tanteador final, pero el Barça sumó la victoria, la primera como visitante en la Euroliga, aunque a su baloncesto le falta continuidad.


Budivelnik Kiev (21+27+8+18): Strelnieks (2), Minard (2), Downs (7), Summers (14), Lavrinovic (21) -cinco inicial- Ahearn (14), Salenga (10), Anisimov (2) y Gorbenko (2).

Barcelona (24+22+16+22): Huertas (4), Navarro (15), Papanikolaou (4), Lampe (12), Tomic (18) -cinco inicial- Dorsey (16), Abrines (2), Sada (2), Nachbar (11) y Hezonja (-).

Árbitros: G. Ziemblicki (POL), P. Anastopoulos (GRE) y R. Nuran (TUR). Eliminados: Papanikolaou (m.38) y Anisimov (m.39).

Incidencias: 5.600 espectadores en partido de la quinta jornada, grupo A, disputado en el Palacio de los deportes de Kiev.