Público
Público

El Barça se guarda la Roja

Guardiola renuncia a sus campeones; Álvarez, con un ojo en Europa, sí recurre a Navas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Supercopa abre hoy el curso 2010-2011 y cita en el Sánchez Pizjuán a Barcelona y Sevilla (21.30 horas. La 1). El campeón de Copa y el de Liga se disputan el primer trofeo de la temporada en dos partidos. Aunque para el de esta noche, Pep Guardiola pretende alinear un equipo que poco tendrá que ver con el que se llevó el pasado mayo el torneo de la regularidad tras pelearle el título al Madrid hasta el último partido; el de Santpedor ha dejado en casa a los ocho campeones del mundo. Con un ojo puesto en el duelo del miércoles ante el Sporting de Braga (previa de la Liga de Campeones), en principio, en el Sevilla Antonio Álvarez no reservará efectivos.

Sin los internacionales españoles, el Barça aterriza esta mañana en la capital andaluza con sólo diez jugadores del primer equipo, entre los cuales no hay ningún portero. Lesionado Pinto, Oier o Miño, ambos del filial, defenderán la meta azulgrana. Por lo demás, la normativa del torneo obliga a ambos equipos a alinear como mínimo a siete futbolistas con ficha profesional.

'Sacaré a los mejores jugadores que tengo en este momento. A día de hoy tengo más confianza en estos, que en los mundialistas, que sólo llevan dos sesiones y media de entrenamiento', respondió ayer Guardiola para justificar su convocatoria. 'Somos el Barcelona, las circunstancias mandan pero no vale lamentarse. Además, no estoy preocupado; ni muchos menos', añadió tras zanjar cualquier polémica con Del Bosque. Y acerca de los porteros, aseguró: 'Tanto Oier como Miño me dan garantías'.

A quien sí podrán ver en el Pizjuán es a Leo Messi, aunque no está claro que Guardiola lo alinee de inicio.

El Sevilla calca en este agosto la pretemporada de hace tres años: una Supercopa y una previa de Champions. En aquella ocasión se vapuleó al Real Madrid en el trofeo casero y despachó sin apuros al AEK de Atenas para acceder a la Liga de Campeones. Arrancan hoy, como en 2007, dos semanas en las que el club se juega un título, prestigio y una fuente de ingresos imprescindible para proseguir con la apuesta por un equipo del máximo nivel. Nada de simulacros, por tanto. Antonio Álvarez maneja una alineación para esta noche con todos los pesos pesados de la plantilla.

Entre ellos, si nada ocurre en las horas previas al encuentro, estará Luis Fabiano. José María del Nido, presidente del Sevilla, se hace el duro. Es su estrategia, las primeras ofertas por alguno de sus jugadores o son 'ridículas' o no dan 'ni para los cordones'. Esa ha sido la respuesta que se ha llevado el Olympique de Marsella en su primera propuesta para fichar al brasileño. Así que, salvo que los franceses sean más generosos, Kanouté mantendrá su compañero de delantera de los últimos años. El lateral Dabo será el único fichaje que aparezca en el equipo titular. De la pareja de mediocentros italianos que ha atrapado Monchi, Tiberio Guarente anda lesionado y Luca Cigarini comenzará en el banquillo.

El asunto de la posible salida del goleador ha eclipsado el encuentro de hoy. El Sevilla destila mucha prudencia para esta competición a dos partidos a pesar de las circunstancias favorables por el poco rodaje de los estiletes de Guardiola. 'Sabemos que a doble partido somos capaces de vencer a cualquiera, respetando al Barcelona, que es el favorito para conseguir el título', comentó el presidente sevillista.

En otro orden de cosas, ayer Guardiola no cerró la puerta a la llegada de refuerzos aunque aseguró: 'Quizá es un atrevimiento, pero tengo mucha fe en la cantera, si no iríamos con más prisa al mercado'. Y sobre la salida de Ibra, sentenció: Por el bien de la institución es mejor que yo no comente nada'.