Público
Público

"El Barça te inculca respeto y educación"

Entrevista a Fernando Navarro, lateral izquierdo del Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los hombres indiscutibles en la defensa de Marcelino en el Sevilla es Fernando Navarro (Barcelona, 1982), como lateral izquierdo. Con casi 30 años, el canterano del Barcelona ha recuperado un nivel de juego óptimo. No pasa por alto que su posición es la que más explora la selección. Ya fue campeón de Europa con Luis Aragonés y acudió a varias convocatorias con Del Bosque. Quizás haya otra oportunidad.

Hoy va a lucir esa camiseta con el lema 'orgullosos de ser andaluces' como respuesta a los comentarios de Duran i Lleida sobre el PER y las horas en el bar. Usted es un catalán en Andalucía.

Me parece estupendo lucir ese mensaje. Yo estoy encantado de vivir en esta tierra. Tengo familia andaluza, así que ya imaginará mi opinión.

¿Se equivocó, entonces, Duran i Lleida?

Estuvo desafortunado. No creo que de verdad piense eso. Seguro que al minuto de pronunciar esa frase pensó que no había acertado.

¿Da la cantera del Barça un código de barras especial?

Sí. Ni soy Iniesta, ni Xavi, ni Messi. No sólo se aprende a jugar al fútbol. Es una familia que te pone todos los medios para que te centres en el balón. Además de eso te inculca una serie de valores, como son el respeto y la educación.

Aún no han perdido en Liga.

A pesar del petardazo de la Liga Europa, las cosas van bien. Nos hemos enfrentado a equipos que iban a estar como nosotros, peleando por estar arriba. Somos conscientes de que se puede mejorar, pero en cuanto a puntos es un arranque bastante bueno.

'Duran i Lleida no estuvo afortunado en sus palabras sobre Andalucía'

¿Cuál es el secreto para que este Sevilla defienda mejor?

La mentalidad de grupo y equipo. Quizás antes no teníamos unas directrices claras de la defensa en equipo. Marcelino ha hecho hincapié en ese aspecto desde que llegó. Nos ha hecho ver que la solidaridad es un concepto básico.

¿Usará el tópico de que aquí defendemos todos?

Siempre he dicho que la responsabilidad directa de los goles encajados es de los defensas y de los porteros. Pero hay muchos hábitos que, si no se llevan a cabo a nivel de grupo, hacen muy difícil defender. En las dos últimas temporadas habíamos perdido esa mentalidad.

¿Defensa por vocación o porque no era buen delantero?

Yo siempre he sido defensa, aunque en varias posiciones. Es más una orientación de lo que los entrenadores que vas teniendo desde pequeño creen que puedes dar. Yo siempre tuve claro que era mi puesto. Suena redundante, pero soy un defensa defensivo. La gloria se la llevan los jugadores que meten los goles, los más vistosos, pero estoy cómodo con mi papel en el fútbol.

'¿La selección? La experiencia me hace ser incrédulo y escéptico'

¿Es complicado ser lateral?

Las indicaciones para un lateral no son muchas, casi siempre son las mismas. Tengo por delante a un tipo con mucho talento y desequilibrio como Perotti. Entonces lo que Marcelino quiere es que apoye la jugada desde atrás, que doble al extremo cuando haya espacio. Hay poco más que decirle a un lateral.

Su rendimiento va a más con el paso de los partidos.

Estoy contento con mis últimos meses de rendimiento. Me considero un futbolista honesto. Cuanto más trabaje, mejor me irán las cosas.

Y Del Bosque explora distintas opciones en el lateral izquierdo. ¿Sueña con su vuelta a la Roja?

La experiencia me hace ser incrédulo y escéptico. Me limito a hacer mi trabajo. Es una decisión que depende de terceros y, tal como han sido las últimas decisiones, pues no parece fácil.

¿Le dolió desaparecer de las convocatorias sin oportunidades de jugar?

Estuve cinco o seis partidos con Del Bosque y de repente desaparecí. No pudo ser. Yo no me puedo quejar de la vida deportiva que llevo hasta ahora, soy un privilegiado.