Público
Público

El Barça inflige un justo castigo a un mísero Celtic

Exhibiendo el fútbol que impresionó hace dos años, los azulgrana se imponen por 2-3 en Glasgow, un resultado que les pone pie y medio en cuartos. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con las señas de identidad que le llevaron a lo más alto hace un par de años, recuperando su olfato de goleador, su autoestima, a Ronaldinho y también su mejor fútbol; el Barça consiguió una victoria en Glasgow ante el Celtic (2-3), que le abre los cuartos de final, después de remontar el partido en la segunda mitad.

Los azulgrana ofrecieron su mejor versión. Samuel Eto'o fue el delantero del póquer de estrellas atacantes que empezó en el banquillo, pero visto lo visto, Rijkaard acertó dándole una oportunidad a Ronaldinho, al que se le vio implicado y muy mejorado físicamente.

El Celtic golpeó por dos veces la moral azulgrana

El drama de los azulgrana es que su buen fútbol no se acompañó de goles en los primeros minutos, en los que presionó muy bien a la defensa del Celtic y tuvo un par de grandes ocasiones para adelantarse en el marcador, especialmente una de Iniesta, salvada por el meta del Celtic en una gran intervención. ero en una indecisión defensiva, ni Puyol ni Márquez ni Iniesta acertaron a despejar una jugada de McGeady, centró Naylor y los escoceses se adelantaron en su primer y único remate sobre la meta de Valdés.

La suerte del Barça es que reaccionó en un par de minutos. Al gol del Celtic, en el minuto 16, hubo una rápida respuesta. Una buena combinación de Deco permitió a Messi superar a Naylor y batir por alto a Boruc en el minuto 18. El argentino, que propulsó a los catalanes en los primeros meses de la temporada (12 goles en los primeros 17 partidos), volvió a celebrar un gol propio, algo que no hacía desde el pasado 27 de noviembre.

Pero en el segundo remate a puerta de los locales, los escoceses volvieron a marcar. Otro centro desde la izquierda permitió a Robson batir a Valdés en el minuto 38. El portero catalán no estuvo nada afortunado, le pilló a contrapie y fue superado por el remate del medio del cuadro católico. Cuando se fue el Barça al vestuario, no podría creerse lo ocurrido y más cuando en los últimos minutos, primero Messi y después Iniesta, tuvieron nuevamente el empate. Los catalanes llegaban, su juego era convincente, pero la eficacia estaba del lado local.

Golazo de Henry y puntilla de Messi

Y no desistieron los azulgrana. Salieron dispuestos a igualar nuevamente el partido y sólo tardaron diez minutos en conseguirlo. Deco y Messi capitalizaron el juego; Iniesta estuvo más activo y Ronaldinho mantuvo el buen tono. En un minuto, dos aproximaciones del Barça (Messi e Iniesta), y una recuperación de Ronaldinho, que permitió lucirse a Henry. El elegante francés recibió un pase del brasileño, con su correr fácil, hizo una diagonal desde la izquierda y colocó el balón al palo opuesto donde estaba Boruc en un tiro con efecto.

El fútbol del Barça tuvo premio a 11 minutos del final. Una gran jugada de Eto'o fue concluida de la mejor manera por Messi. El argentino cazó un rechace, recortó al defensa en una jugada más propia de 'playstation' y marcó el 2-3. Cuando más lo necesitaba, los azulgrana se reencontraron con el gol y prácticamente sentenciaron el pase a los cuartos de final.