Público
Público

El Barça niega que haya ofrecido 75 millones por Ibrahimovic

Reconoce que la operación peligra por la exigencia del camerunés de cobrar una prima de cinco millones por su traspaso al Inter, algo que irrita a Laporta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Harto de las exigencias de Samuel Eto'o, el presidente del Barça, Joan Laporta, estaría dispuesto a ofrecer 75 millones de euros más la cesión de Hleb por un año para fichar a Zlatan Ibrahimovic, según apunta La Gazzetta dello Sport. El Barça, sin embargo, 'descarta absolutamente', según declaró un portavoz del club a EFE, que se vaya a pagara esa cantidad. Lo que nadie esconde es que la pretensión de Eto'o de cobrar unos 5 millones de euros como compensación por su salida del FC Barcelona podría llevar al traste la operación.

El club blaugrana no ve con buenos ojos la petición del 'león indomable'. Tampoco el Inter, que entiende que su oferta (10 millones netos por cada una de las cinco temporadas) es de máximos. Por ello, pese a que el club interista estaría dispuesto a hacer un último esfuerzo para llegar a un acuerdo con Eto'o, la operación podría no concretarse.

Con Ibrahimovic, el Barça tiene prácticamente un acuerdo cerrado, después de una reunión celebrada este miércoles con el representante del jugador, Mino Raiola, y en la que se han ultimado los detalles contractuales para que el jugador sueco del Inter de Milán firme con el club catalán.

Mientras el delantero del Inter espera una llamada del Barça que le confirme la operación, en Milán el representante de Eto'o mantiene un nuevo encuentro con los dirigentes del Inter para cerrar el acuerdo.

Mesalles, después de permanecer durante un par de días en la capital lombarda, regresó anoche y se puso en contacto con el club catalán para solicitar una prima de fichaje, una cantidad que exigen los futbolistas cuando son traspasados sin su consentiminto, por su pase al Inter.

Sin embargo, el camerunés no está de acuerdo en las condiciones de salida con el club blaugrana. Según la 'Gazzetta', no solo por querer cobrar la cifra de 5 millones de euros, sino porque el camerunés podría querer una justificación de Josep Guardiola, pues las palabras en la rueda de prensa del lunes, en las que hizo público que no contaba con él por cuestión de 'feeling', no le gustaron.