Público
Público

El Barça no puede con equipos ACB pero sí con un campeón NBA

Los azulgranas vencen a los Dallas Mavericks (99-85), que se convierten en el tercer equipo americano que cae en el Sant Jordi tras los Sixers y los Lakers

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona Regal tiene tomada la medida a los equipos NBA que pasan por el Palau Sant Jordi. Esta vez fueron los Dallas Mavericks, campeón de la NBA en 2011, las víctimas del conjunto azulgrana, que se llevó la victoria por 99-85. Un refuerzo anímico tras perder en las dos primeras jornadas de la Liga Endesa ante el Blancos de Rueda Valladolid y el Gescrap Bizkaia.

Sin embargo contra las estrellas de la NBA las tornas cambian. El Barça ofrece su mejor cara. Es la tercera ocasión que los azulgrana consiguen ganar a un equipo del otro lado del charco en los siete encuentros que han disputado. La primera fue ante Filadelfia 76ers en 2006 (104-99), la anterior ante Los Ángeles Lakers en 2010 (98-92).

El equipo de Xavi Pascual hizo un partido muy serio, cimentado en su poder reboteador (52 por 40) y en la anotación de Juan Carlos Navarro (5/9 en triples) y de Pete Mickeal, ambos con 19 puntos, y las dobles figuras de Ante Tomic (12 puntos y 10 rebotes).

El partido se rompió en el tercer cuarto, cuando el Barcelona consiguió un parcial 32-16 y puso una ventaja de dieciocho puntos de diferencia (74-56), que ya resultó insalvable para el equipo de Rick Carlisle.

Sin su principal estrella, el alemán Dirk Nowitzki, baja de última hora a causa de una inflamación en la rodilla derecha, el potencial de los tejanos en ataque bajó considerablemente.

Tanto que el juego del equipo de Rick Carlisle se basó en el potencial en la pintura de Chris Kaman y Elton Brand, muy superiores en el inicio a Ante Tomic y Erazem Lorbek, respectivamente. Por ello, los 'Mavs' se escaparon en el marcador (8-15). En la recta final del primer cuarto, los triples de Ingles y Navarro, así como una mejora en la defensa permitió al Barça darle la vuelta a la situación (21-19).

Unos buenos minutos de Pete Mickeal, en anotación y rebotes, y una mayor consistencia en el juego en la pintura, aprovechando sobre todo las ausencias de Kaman, le dio la máxima ventaja al Barça (35-27), a 5:30 para el descanso.

En la recta final del segundo cuarto, la velocidad del base Darren Collison, algún triple Shawn Marion y un punto más de agresividad permitió a Dallas equilibrar el partido en el ecuador (42-40).

Pero en el tercer cuarto, apareció el mejor Barça. Con un juego rápido, mucho control del rebote y una buena dirección de Marcelinho Huertas, bien apoyado por Saras Jasikevicius, los azulgrana empezaron a marcar diferencias en el tanteador.

Nathan Jawai impuso su físico, Mickeal la anotación y los 'Mavs' no encontraban la manera de entrar en el partido. Cuando lo intentaron, en el inicio del último cuarto, la desventaja era tanta (74-56), que tuvieron que remar con pocos recursos. Los de Carlisle ofrecieron algunos detalles del base Collison y poco más. Apagado Kaman, el único recurso que tuvo el equipo tejano fue intentar imponer su físico.

Llegó de esa manera hasta el 89-83 a seis minutos para el final, pero entonces apareció Navarro, quien con dos triples finiquitó el partido y demostró que sus problemas físicos estaban olvidados. El Barça se impuso por 99-85 y recuperó la sonrisa, ahora lo tiene que refrendar el próximo viernes en su estreno en la Euroliga (Brose Baskets) y el domingo ante el UCAM Murcia, ante el que buscará su primera victoria en la Liga ACB.