Público
Público

El Barça recupera el trono

Liderados por Navarro, los de Pascual superan al Bilbao en el tercer partido y cierran un ‘playoff' sin mácula. Los azulgrana suman su decimosexto campeonato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni el efecto Miribilla ni la resistencia gatuna del Bilbao Basket. Nada pudo con Navarro, tampoco con el Barcelona que, a unos cuantos kilómetros de donde lo había perdido el curso pasado, recuperó el trono de la ACB (55-64) que tan contundentemente le había arrebatado el Baskonia. Lo hizo del mismo modo, con un 3-0 inapelable, cúlmen de un inmaculado recorrido que permitió al conjunto de Xavi Pascual conquistar su décimo tercera ACB, decimosexta Liga de su historia: ocho partidos de playoff, ocho triunfos.

Probó de todos los modos el equipo de Fotis Katsikaris minar la superioridad azulgrana, pero, cada vez que creyó lograrlo, topó con Navarro, ese genio tocado con el don de la oportunidad. Muy vigilado por los vascos, la estrella del Barça apareció siempre en el momento que más lo necesitaba su equipo, circunstancia que le valió el MVP de la final, segundo de su carrera, un hito sólo logrado por el mítico Sabonis.

Navarro logra su segundo MVP, algo que sólo había conseguido Sabonis 

Al Barça le costó un mundo doblegar al Bilbao que, envalentonado por la fabulosa puesta en escena con la que Miribilla dio paso al partido y por la necesidad que le apremiaba, inició el encuentro con las revoluciones a tope y un Mumbrú tan enchufado, que firmó nueve de los 11 primeros puntos de los vascos. Anderson fue tan incapaz de frenarlo como el Barça de anotar desde la línea de tres -falló sus diez primeros triples-, un lastre para los azulgrana durante los dos primeros cuartos.

Los de Katsikaris impusieron su ritmo, su juego físico y su mayor acierto. El Barça resistió como pudo, compensando su falta de acierto generalizada con una buena defensa de la que sólo se zafó Mumbrú. Así, los siete puntos de ventaja que llegaron a tener los bilbaínos (19-12) quedaron neutralizados por un 0-7 en el inicio del segundo cuarto, un baile de alternativas que se acabaron llevando los de Pascual (29-30) por la aparición de Navarro y Ndong.

Los azulgrana conquistan su 13ª ACB, 16ª Liga de su historia

El Barça hizo una lectura tan positiva del balance -se fue al descanso por delante, pese a la presión del Bilbao- que retomó el partido a golpe de triple, con tres casi consecutivos de Lorbek, de Anderson y de Navarro, una racha que le permitió amasar una ventaja (33-41) que estimuló a Jackson. Anulado en los dos partidos anteriores, el base estadounidense resurgió con seis puntos consecutivos y el Bilbao volvió a reclamar su sitio en el partido (47-48) demostrando más vidas que un gato y más paciencia que Job.

Como en el segundo partido, Vasileiadis trató en todo momento de protagonizar el último cuarto, pero de forma infructuosa. El Barça, falto también de puntaría, encontró siempre a alguien que anotara en el momento preciso: Navarro casi siempre, Lorbek alguna vez. Ante la sequía bilbaína, el goteo de puntos de los azulgrana fue incesante, y suficiente para que los de Pascual cerraran la Liga a las primeras de cambio, con un playoff sin mácula, un playoff perfecto.