Público
Público

El Barça tuvo pérdidas de 77 millones la pasada temporada

La auditoría encargada rechaza que hubiera beneficios de 11,1 millones como dijo Laporta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El informe de auditoría, de la temporada 2009-2010 del Barça, determina que la entidad azulgrana tiene unas pérdidas de 77,1 millones, en lugar del beneficio neto de 11,1 millones presentado por la anterior junta directiva, según ha explicado este lunes el vicepresidente económico del club, Javier Faus.

La diferencia entre las cuentas no auditadas, presentadas por el anterior tesorero Xavier Sala i Martín, y el informe de Deloitte establece una diferencia de 89 millones de euros, debido a la existencia de nueve salvedades o incertidumbres contables.

Por todo ello, la deuda neta, sin activo corriente, del club se sitúa en torno a los 442 millones de euros. La deuda bruta alcanza los 552 millones, con una deuda de terceros que supera los cien millones de euros.

Faus ha explicado que los números presentados por la anterior junta directiva 'no reflejan la imagen real' del club, pero ha descartado que el anterior equipo directivo ha hecho 'trampas' contables.

'La deuda es la más alta de la historia, más que en 2003 (cuando llegó Joan Laporta), pero los ingresos son más importantes que entonces. En todo caso, me quedo con la foto de hoy, no con la de entonces', ha comentado.

'Estos no son los números de la actual directiva'

El responsable de la economía en el seno de la directiva barcelonista ha querido evitar cualquier tipo de controversia y ha eludido realizar cualquier crítica a la gestión del anterior equipo directivo.

'Estos no son los números de la actual directiva, sino las cuentas auditadas recibidas ayer por la empresa auditora (Deloitte). No es un informe limpio, tiene nueve salvedades, lo que técnicamente quiere decir que las cuentas a 30 de junio no reflejan la imagen fiel del club', ha dicho.

Entre los números presentados por Sala i Martín y el informe de auditoría, las diferencias son importantes. Los ingresos de explotación se han reducido de 445,5 millones a 408,9; los gastos han aumentado de los 428,7 a los 477,9 millones.

Por todo ello, el resultado de explotación, que se situaba en la versión ofrecida por la anterior junta directiva en 16,8 millones de euros, ahora se cifra en 69 millones de euros y los 11,1 millones de beneficio neto en unas pérdidas de 77,1 millones de euros.

Faus ha detallado las nueve 'salvedades o incertidumbres contables', la diferencia entre cómo había cuantificado la anterior directiva diferentes partidas y la recomendación de los auditores.

La venta de los terrenos de Sant Joan Despí 'no puede darse en este ejercicio'

En total, la diferencia se centra en 89 millones de euros y la partida más importante son los 37,8 millones de euros asignados a una partida de Sogecable.

De la venta de unos terrenos en Sant Joan Despí (Barcelona), cuantificados en unas plusvalías de 14,9 millones, únicamente se ha cobrado uno. 'No existe escritura pública, sino un contrato de compraventa. Esta venta no puede darse en este ejercicio', según ha explicado Faus.

También existe una salvedad en un ingreso de doce millones procedente de Mediapro, una prima de un contrato, que tenía que haberse dividido en los próximos años, de cuatro millones en cuatro millones, no todos de golpe.

Los auditores también advierten sobre unos 6,5 millones de un premio de Mediapro, la mitad de los cuales se podían haber dotado en las cuentas. Deloitte introduce una incertidumbre contable después de la presentación de un concurso de acreedores por la citada empresa.

Existen diferencias en cómo se ha contabilizado la amortización del fichaje de Thierry Henry, traspasado a coste cero al Nueva York Red Bulls, a cambio de que el Barça se haya ahorrado una cifra considerable en su ficha.

'Los 8,2 millones se tenían que haber registrado en la anterior temporada'

'Los 8,2 millones se tenían que haber registrado en la anterior temporada, ya que existe un contrato firmado con los Red Bulls antes de finales de la anterior temporada', ha comentado Faus.

El caso de Raúl Baena, canterano del Barça fichado por el Espanyol y por el cual los azulgrana reclaman 3,9 millones de euros, también ha sido considerado 'precipitadamente' como un ingreso por la citada cantidad y los auditores han deshecho el ingreso.

La compra de unos terrenos en Viladecans (Barcelona), por 18 millones de euros, pero tasados por un tasador homologado por el Banco de España en 5,5 millones, también han alertado a los auditores. La directiva ha cuantificado la partida en 5,7 millones.

La salvedad de Sogecable (37,8 millones de euros) es 'la más importante', según ha explicado Faus. 'Se arrastra desde la temporada 2004-05, a causa de la cesión de los derechos internacionales (entonces propiedad de Sogecable) a Mediapro', ha dicho.

El vicepresidente económico ha comentado que Sogecable ganó judicialmente en primera instancia. 'El Barça aprovisionó una parte del problema, pero no todo. Ahora provisionaremos el cien por cien, pero no renunciamos a este dinero. Está recurrido', ha comentado.

En total, la diferencia se sitúa en 89 millones de euros, lo cual demuestra la existencia de 'un problema estructural' en el Barça en los últimos años.

'La excelencia deportiva conseguida no ha tenido un reflejo en la excelencia económica. Nos proponemos no tocar lo que funciona en el plano deportivo y conseguir la excelencia en la gestión', ha insistido Faus.