Publicado: 02.04.2015 23:25 |Actualizado: 02.04.2015 23:25

El Barça vence al Madrid pero no alcanza el liderato

Los azulgranas ganan el clásico en la Euroliga (85-80), pero no por la diferencia necesaria para ser primero de grupo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Hezonja trata de arrebatar la pelota a KC Rivers durante el partido. EFE/Andreu Dalmau

Hezonja trata de arrebatar la pelota a KC Rivers durante el partido. EFE/Andreu Dalmau

BARCELONA.- El FC Barcelona ha ganado este jueves el clásico europeo en el Palau Blaugrana (85-80), perteneciente a la decimotercera jornada del Top 16 de la Euroliga, un resultado que deja al Real Madrid como líder y potencial primero de grupo de cara a los 'play-offs', después de, pese a la derrota, defender su 'average' de la ida y dejando a los azulgranas como único consuelo, a falta de lo que suceda en la jornada final, el siempre positivo triunfo ante el gran rival.

No dejaba de ser un choque directo entre eternos rivales y, pese a que el Real Madrid ya se sabía líder, y el Barça sabía que salvo derrota inesperada de los blancos en la jornada final ante el Zalgiris serían segundos de grupo, lucharon hasta el final por ganar el partido, que aunque menor ya es un premio. Así se llegó con un apretado 78-78 a los dos minutos finales, momento en el que apretaron los blaugranas hasta el 85-80 de la consolación y con los visitantes jugando mal los momentos claves.

Los 15 puntos de un Mario Hezonja letal desde el triple (5/6) y los 12 puntos de Brad Oleson no fueron dinamita suficiente para doblegar a un buen Real Madrid que luchará, como el Barça, por estar en la Final Four que albergarán en la capital española. Lo harán ambos con factor pista a favor y, pese a no conocer los rivales, como favoritos por este mero hecho. Esta noche, el equipo de Pablo Laso supo administrar la renta y de vivir de parciales favorables y aguantar el tipo, lo que no pudo hacer el conjunto blaugrana en la primera vuelta.

El Barça necesitaba hacer algo "casi imposible", en boca de Pascual, un partido "redondo" en la de Navarro, para intentar ganar por 25 puntos o más al Real Madrid y hacerse con el 'average' particular. Y se tornó en imposible del todo cuando el equipo blanco se fue con un +8 en el marcador al final del primer cuarto. Reaccionó el Barça pero ya no partía de un -25 sino de -33 puntos, y en 30 minutos.

Pese a ello los de Pascual lo intentaron y al descanso se fueron con un 41-41 que hizo honor a lo visto. El Barça fue de menos a más y la entrada de Maciej Lampe y de Mario Hezonja, que quería demostrar que su bajón era temporal, dio alas a un equipo que incluso llegó a retomar la iniciativa que tuvo en el primer cuarto, con parcial de 5-0 inicial incluido, pero que Rudy Fernández y Gustavo Ayón dilapidaron pronto.



El alero balear, el mejor visitante, dio en el clavo con tres triples que catapultaron arriba al Real Madrid hacia un 17-25 que ponía al Madrid más líder todavía. En el segundo parcial se igualaron las cosas, el Barça salió dispuesto a enmendar sus errores y al Madrid se le apagó un poco la bombilla de la inspiración. Ello, y que el equipo catalán aumentó su intensidad defensiva fueron las claves para que se llegara al descanso en tablas.

Esa tónica de superioridad blaugrana se propagó en la segunda parte, cuando llegaron a verse con 9 puntos de diferencia, por arriba en el marcador y con la sensación de ir poco a poco pero en la dirección correcta. Al gran partido de Mario Hezonja, el punto de inflexión con claridad en el encuentro, respondía el Real Madrid con Rudy Fernández, tirando de oficio en su gran mano a mano con el joven croata. El alero blanco, con sus triples, ocultaba su peor labor defensiva.

Pero si no pudo voltear el Barça el 'average' particular fue por lo que muchas veces le sucede esta temporada, sobre todo en la Liga Endesa, que no es otra cosa que la desconexión puntual antes de cerrar los cuartos, motivo por el que perdió su ventaja. En el cuarto final, continuó el toma y daca, con los de Pascual llevando siempre la iniciativa y jugando mejor los minutos decisivos que los de Laso, que lo consagraron todo a acciones desde el triple.

Son 22 partidos los jugados entre blaugranas y blancos en la Euroliga, a lo largo de 22 años, y de momento el balance sigue siendo favorable al Barça por 13 triunfos contra los 9 que ha logrado el Madrid. Además, el Barça ha roto la racha de cuatro triunfos seguidos que tenían los de Pablo Laso, que se han quedado en el 'póker' y sin el 'repóker'.

Y eso que Rudy Fernández, con 20 puntos, y el 'Chacho' Rodríguez con 17 puntos brillaron en Barcelona. Ambos fueron claves en la consecución del liderato, que no es matemático pero sí más que virtual. Solo una derrota del Madrid en casa ante un eliminado Zalgiris Kaunas, y un triunfo del Barça ante un Galatasaray que también está ya fuera, haría que se diera una vuelta agónica y definitiva a la tortilla. Y no parece probable.

Ficha técnica:

85 - FC Barcelona (17+24+23+21): Satoransky (5), Navarro (6), Thomas (7), Nachbar (6), Tomic (8) -cinco inicial-, Hezonja (15), Huertas (-), Abrines (5), Pleiss (9), Oleson (12) y Lampe (12)

80 - Real Madrid (25+16+21+18): Carroll (4), Llull (8), Rudy (20), Reyes (8), Ayón (10) -cinco inicial-, Rivers (-), Nocioni (8), Maciulis (1), Sergio Rodríguez (17), Bourusis (-) y Slaughter (4). Árbitros: Ryzhyk (Ucrania), Lottermoser (Alemania) y Latisevs (Lituania). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimotercera jornada del 'Top 16' de la Euroliga disputada en el Palau Blaugrana ante 7.149 espectadores.