Público
Público

El Barcelona, campeón de la Supercopa de Europa

El equipo de Guardiola suma su quinto título en 2009 tras derrotar en la prórroga al Shakhtar Donestk por 1-0. Así te lo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barça de Pep Guardiola igualó esta noche al gran Barça de las Cinco Copas gracias a un gol de un tímido chaval de Tenerife que responde al nombre de Pedrito. Un tanto que vale el quinto trofeo del año para el conjunto azulgrana, el segundo de la nueva temporada tras conquistar hace sólo cinco días la Supercopa de España.

Aunque Pedrito no hubiese entrado en la historia del club sin la inestimable aportación de Leo Messi, que, incombustible, confirmó su estela de crack con una asistencia magnífica para el tanto del canario. 'La Pulga' es a este Barça, como mínimo, lo que Kubala fue al del 52.

Al Barcelona, la victoria le costó Dios, ayuda y una prórroga que olía a penaltis hasta que marcó el tinerfeño. Lucescu, zorro viejo, desquició a los jugadores del Barça con un planteamiento sorprendentemente defensivo.

Quizás asustado por el potencial del equipo azulgrana, el Schakhtar renunció a su habitual estilo futbolístico —'posiblemente es el conjunto de toda Europa con el que más nos asemejamos en cuanto a concepto de fútbol', había dicho el ayudante de Guardiola, Tito Vilanova, minutos antes del partido—.

Para ello, los ucranianos tejieron una densa tela de araña de medio campo hacia atrás que desconectó el ataque del Barça. El maltrecho césped del Stade Louis II se convirtió en un aliado más del juego de destrucción del conjunto de Donetsk. La hierba se levantaba fácilmente y, entre hoyos, fue imposible combinar con velocidad incluso para el equipo de Guardiola.

Además, los azulgrana, echaron demasiado en falta a Xavi que, secado por Hübshman —tan pesado que el de Terrassa debió de soñar con él—, apenas apareció en la creación. El Barcelona insistía con el balón, aunque sin crear peligro. En el primer tiempo, los azulgrana no atinaron ni a la contra. Tampoco funcionó la estrategia aunque entre el propio Xavi y Messi a punto estuvieron de sorprender al meta del Shakhtar, Pyatov, al servir rápidamente un golpe franco. Al filo del descanso, los futbolistas del Barça reclamaron un penalti por manos de Hübschman que, incrustado en la barrera, desvió con el codo una falta que lanzó Messi.

En el segundo tiempo, Guardiola buscó algún recurso en la pizarra para batir a los ucranianos y situó al argentino de falso 9. Desde la media punta, Xavi debía de encontrarle más fácilmente. Como mínimo se le vio más que en la primera parte. Y si no, que se lo pregunten a Pyyatov que le sacó un remate potente, que armó con su pierna izquierda —la buena—, en el minuto 80, para rechazar, acto seguido otro disparo peligroso de Henry.

Insistió Messi y también Ibrahimovic, que no acertó en asistir a Henry en una jugada en que el francés llegaba con peligro por el flanco izquierdo, y de nuevo el argentino. No hubo manera.

Los muchachos de Lucescu pagaban el desgaste de un exigente partido defensivo —física y mentalmente—. Los mineros sufrieron sobremanera los últimos 15 minutos del partido, en los que los jugadores del Barça atacaron con más convicción aunque no pudieron evitar la prórroga.

Guardiola y Lucescu movieron el banquillo para disputar el tiempo extra con jugadores más frescos. Especialmente, delante. El sofocante calor de la noche monegasca hacía mella en unos y otros. Los futbolistas estaban fundidos.

Ibrahimovic, tocado, se marchó al banquillo para dar entrada a Bojan. El sueco que firmó una actuación discreta, ayudó al equipo con los balones por alto, tanto en defensa como en ataque, donde sólo se lució en el desmarque.

Aghahowa y Bojan se tomaron al pie de la letra su papel de revulsivo. Y, primero el nigeriano —en la primera oportunidad clara del Shakhtar— y luego el de Linyola a punto estuvieron de sorprender a Valdés y Pyatov, respectivamente. El catalán no pudo celebrar su decimonoveno cumpleaños con la guinda del gol.

Pep consumió los cambios con la sustitución de Touré por Busquets para que el de Badía ayudara a los centrales. Al final, como viene sucediendo, decidió un chaval de la casas ante más de 5.000 culés.

Barcelona (1): Valdés; Alves, Piqué, Puyol, Abidal; Xavi, Touré (Sergio Busquets, m. 100), Keita; Messi, Ibrahimovic (Pedrito, m. 80) y Henry (Bojan, m. 95).

Shakhtar (0): Pyatov; Srna, Chygrynskyi, Kucher, Rat; Ilsinho, Hübshman, Fernandinho (Jadson, m. 78), Gai (Kobin, m. 78), William ( Aghahowa, m. 90) y Luiz Adriano.

Goles: 1-0. M. 115. Pedrito aprovecha una magnífica asistencia de Messi.

Árbitro: De Bleeckere. Enseño tarjeta a Ilsinho, Srna, Kucher, Messi, Pedro

Stade Louis II: Lleno