Publicado: 08.02.2014 23:40 |Actualizado: 08.02.2014 23:40

El Barcelona disputará con el Real Madrid la final de la Copa del Rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Barcelona mostró desde un primer momento su declaración de intenciones de no dejar pasar la oportunidad de defender el título mañana en la final ante el Real Madrid tras doblegar (89-81) al Valencia hoy en Málaga.

Para ello, tuvo un inicio fulgurante. Tres triples consecutivos de Juan Carlos Navarro abrieron el acto. El acierto exterior, con 6 de 8 en triples, y la buena gestión defensiva dejó a los de Perasovic en tan solo nueve puntos al término del primer cuarto (min 10, 31-9). La mejor marca de la historia desde que esta competición se disputa por el sistema de cuatro cuartos.

El Valencia Basket, impotente ante la apisonadora barcelonista, arrancó el segundo cuarto sabiendo que, para reducir distancias, la solución pasaba por el incremento de la intensidad en defensa, limitando a los jugadores del perímetro rival.

Ello, unido a la reactivación ofensiva, dio resultados a los valencianistas. Un triple de Doellman levantó a la grada naranja, que soñaba con la remontada (min 19, 44-33). El último minuto del cuarto se antojó fundamental de cara a esbozar el camino por recorrer de Perasovic y los suyos para la segunda mitad. Sin embargo, de él salió reforzado el Barcelona (min 20, 48-33).

La anotación desde la línea de tres puntos abrió el tercer cuarto del partido, con un intercambio de acciones materializadas por Huertas y Sato. El Valencia a través del rebote y la actividad ofensiva de Van Rossom continuaba trabajando para alcanzar la gesta.

En el bando rival, Papanikolaou se erigió con hombre referencia de su equipo, tanto en el juego interior como en la recuperación de balones. Los de Xavi Pascual supieron manejar el tempo del partido y administraron su ventaja siempre por encima de los diez puntos (min 30, 64-48).

Van Rossom y Sato impulsaron a los suyos en el cuarto definitivo, estando en varias fases del mismo, en el límite de la decena de puntos de distancia. El entrenador del Barça reclamó a sus jugadores fortalecer la actividad en defensa, con Dorsey y Nachbar como columnas del interior barcelonista. Navarro, a través de penetraciones, y Huertas con aciertos desde el triple acercaban al Barcelona a la final.

A falta de un minuto para el final, por fin, el Valencia rompió la brecha de los diez puntos de diferencia, a través de dos acciones anotadas desde la línea exterior por Romain Sato. (min 39, 82-75). Finalmente, el defensor de la Copa no dejó escapar la oportunidad de defender el título mañana ante el Real Madrid en la final.

Real Madrid y Barcelona desharán mañana su igualdad a título. Ambos suman 23 en el historial de la Copa. La de mañana será la decimoquinta final copera entre ambos equipos.

89 - Barcelona (31+17+16+25): Huertas (8), Navarro (20), Papanikolaou (9), Lorbek (4) y Tomic (16)-cinco inicial- Dorsey (6), Sada (-), Abrines (-), Todorovic (-), Oleson(7), Nachbar (14) y Pullen (5).

81 - Valencia Basket (9+24+15+33): Triguero (6), Doellman (12), Van Rossom (15), Martínez (7) y Sato (21) - cinco inicial - Ribas (8), Lishchuk (-), Dubljevic (4) y Lafayette (5), Abia (-), Barton (3) y Duch (-).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Antonio Conde y Vicente Bultó. Descalificaron a Triguero y Sato del Valencia Basket.

Incidencias: Partido correspondiente a las semifinales de la Copa del Rey disputada en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, de Málaga, ante 10.600 espectadores.