Publicado: 19.02.2014 22:54 |Actualizado: 19.02.2014 22:54

El Bayern devora al Arsenal en el Emirates

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Bayern Múnich del español Pep Guardiola doblegó hoy en Londres con solidez (0-2) a un Arsenal que disputó con diez jugadores más de 50 minutos de la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Un potente disparo a la escuadra del centrocampista alemán Toni Kroos, uno de los futbolistas más inspirados esta noche en el Emirates Stadium, abrió al inicio del segundo tiempo el marcador de un encuentro en el que los gunners se sintieron incómodos desde el primer minuto. El también alemán Thomas Müller cerró la victoria de los vigentes campeones de la Champions con un cabezazo desde el interior del área cuando quedaban dos minutos para el 90. Los de Arsène Wenger fallaron un penalti en el primer tiempo y vieron cómo el árbitro expulsaba al portero Wojclech Szczesny por provocar una pena máxima que los alemanes tampoco supieron aprovechar.

El Arsenal disfrutó de su mejor oportunidad nada más comenzar el duelo. Mesut Özil se internó en el área para recoger un pase vertical de Jack Wilshere y acabó forzando un penalti. El colegiado italiano Nicola Rizzoli dejó continuar una jugada en la que los visitantes reclamaron fuera de juego y el excentrocampista del Real Madrid acabó cayendo derribado dentro del área por el también alemán Jérôme Boateng.

Özil tomó la responsabilidad de lanzar desde los once metros, pero el guardameta Manuel Neuer adivinó sus intenciones. El centrocampista gunner esperó unos instantes para acercarse al balón y lanzar un tiro centrado que el portero del Bayern despejó con una mano tras haber aguantado con paciencia, sin moverse de la línea, el amago de su compatriota.

El conjunto de Guardiola dominaba con claridad un duelo que recordaba al que ambos equipos jugaron exactamente hace un año en este mismo escenario, en el que los teutones barrieron a los ingleses por 1-3, también en octavos de final de la Liga de Campeones.

Las dificultades para el Arsenal no habían hecho más que empezar. A la media hora, el joven Kieran Gibbs salió lesionado del campo y cedió el lateral derecho al español Nacho Monreal. La situación para los de Wenger empeoró con la expulsión del guardameta polaco Wojciech Szczcsny, que derribó a Robben dentro del área. No fue el holandés, sino el medio centro austríaco David Alaba quien puso el balón sobre el punto de penalti. En esta ocasión, la fortuna se alió con los ingleses, que vieron cómo el tiro del jugador del Bayern salía por la izquierda de la meta del polaco Lukasz Fabianski tras tocar el poste.

El portero suplente acababa de saltar al campo en sustitución de Santi Cazorla, un cambio obligado por las circunstancias que dejó a los "gunners" sin uno de sus principales creadores de juego en el centro del campo. Así las cosas, el segundo tiempo empezó con el 0-0 inicial en el marcador, un resultado menos contundente que el 0-2 que tenía el Bayern al descanso hace un año.

Los de Guardiola apretaban a los ingleses. Robben amenazaba con horadar las defensas locales de un momento a otro, y finalmente una combinación del capitán Phillipp Lahm y Toni Kroos al borde del área trasladó la superioridad del Bayern sobre el césped al marcador. Kroos recibió el balón sin defensas que le estorbaran en la corona del área y clavó un potente tiro lejano, inapelable, en una escuadra de Fabianski. El tanto dejó al Arsenal anulado, y a partir de entonces el duelo se convirtió en un paseo plácido para los alemanes, que dejaron el marcador en 0-2 gracias a un remate de cabeza de Müller, solo ante el portero, al filo del minuto noventa.

0 - Arsenal: Szczesny, Sagna, Mertesacker, Koscielny, Gibbs (Monreal, m.31), Flamini, Wilshere, Oxlade-Chamberlain ((Rosicky, m.74), Özil, Cazorla (Fabianski, m.39), Sanogo.

2 - Bayern Múnich: Neuer, Lahm, Boateng (Rafinha, m.45), Dante, Alaba, Thiago (Pizarro, m.79), Javi Martinez, Robben, Kroos, Gotze, Mandzukic (Müller, m.64).

Goles: 0-1, m.54: Kroos. 0-2, m.88: Müller.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a Boateng y Mandzukic (Bayern), y a Sanogo (Arsenal). Expulsó a Szczesny (Arsenal).

Incidenicas: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Emirates Stadium (Londres).