Público
Público

Unas becas en el alambre

Aún no se ha aprobado el plan ADO de 2011 para los atletas relacionados con la trama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El reciente auto de Mercedes Pérez Barrios, la jueza que instruye la operación Galgo, además de concretar las 16 personas que están actualmente imputadas en el caso, sacó al aire el nombre de unos cuantos deportistas, algunos de mucho tirón, que se beneficiaron 'con el fin de aumentar su rendimiento deportivo' del suministro de las sustancias dopantes. La jueza no puede actuar contra ellos, ya que sólo es delito el tráfico no el consumo, pero las autoridades deportivas sí tienen capacidad para intervenir por prácticas que reglamentariamente están prohibidas.

Es el caso, por un lado, de Marta Domínguez, quien, según el auto, recibió trembolona y EPO días antes de los Europeos de Barcelona, y Alberto García (5.000 metros) que recibió también trembolona. Y por otro, tildados de 'sujetos pasivos' en el informe, algunos de los atletas que se entrenaban a las órdenes de Manuel Pascua. Entre ellos, Bezabeh, el único del que existen pruebas conocidas a día de hoy (confesó que iba a doparse el día que fue detenido por la Guardia Civil). Y también Nuria Fernández, Reyes Estévez, Eugenio Barrios, Luz Murillo, el ciclista Joaquín Novoa y la fondista holandesa Adrienne Herzog.

Marta Domínguez cobra 60.000 euros al año por ser campeona mundial

Por ahora, tanto la Federación como el Consejo Superior de Deportes no tienen intención de movilizarse. Pero tendrán que hacerlo. La mayoría de los atletas que la jueza detalla en su escrito perciben actualmente becas del plan ADO o de la Federación Española. Muchos de ellos tienen asignadas cantidades, que varían en función del nivel deportivo, para 2011, pero todavía no han sido aprobadas en su totalidad. La información facilitada por la jueza puede provocar un cambio de planes en la financiación de los afectados.

Lo previsto es que seis atletas relacionados con la operación Galgo reciban más de 150.000 euros de las arcas del Estado. A Marta Domínguez, desde el título mundial que ganó en Berlín hace dos años, le corresponde la beca más alta del programa ADO: 60.000 euros. Nuria Fernández ganaría 34.000 euros gracias al título europeo que logró en Barcelona. Reyes Estévez, cuarto clasificado en 1.500 metros, percibiría 27.000 euros del plan olímpico de preparación para los Juegos de Londres. Algo menos iba a cobrar Bezabeh, campeón europeo de cross hace dos inviernos: 19.100 euros. La velocista Luz Murillo tenía asignados 14.500 euros anuales (beca olímpica B) por ser parte del equipo español de relevos 4x100. El mediofondista Eugenio Barrios cobrará 8.900 euros de la Federación (beca internacional). El ciclista Novoa no percibe dinero público.

El futuro de las becas que cobran los atletas implicados en la operación Galgo dependerá, en teoría, del acceso que pueda tener en los próximos días el CSD a las pruebas, que no han sido liberadas por la juez.

Reyes y Nuria se repartirían 61.000 euros por los Europeos

La Federación de atletismo, en su circular del pasado 17 de enero, en la que establecía la cuantía de sus becas, ya se refería de forma especial a atletas implicados en la investigación de la Guardia Civil. En concreto, Bezabeh aparece con un asterisco que queda explicado como 'pendiente de resolución disciplinaria'. Marta Domínguez también aparece marcada. Junto a su nombre hay dos asteriscos, que aluden a 'pendiente de resolución judicial'.