Público
Público

Beckham casi lloró al saber que el Milan jugaría con el United

"Va a ser una noche emocionante. Nunca he vuelto a Old Trafford en seis años. Siempre ha tenido un lugar especial en mi corazón", dice el jugador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

David Beckham estuvo a punto de llorar cuando supo que su equipo, el AC Milan, se enfrentaría con su antiguo club, el Manchester United, en los octavos de final de la Liga de Campeones , confesó el centrocampista inglés.

Beckham, quien estará cedido en el Milan durante cinco meses , como el año pasado, está deseando enfrentarse con el Manchester United en marzo en Old Trafford, club con el que ganó la Liga de Campeones en 1999 y en el jugó durante 10 temporadas.

'Cuando me enteré del sorteo casi lloré', dijo Beckham, de 34 años y jugador de Los Angeles Galaxy, en su primera rueda de prensa desde que llegó al Milan.

'Me encanta el club. Va a ser una noche emocionante (...) Nunca he vuelto a Old Trafford en seis años (desde que se fue al Real Madrid). Siempre ha tenido un lugar especial en mi corazón', agregó.

Beckham, que espera con esta llegada al Milan asegurarse un lugar en la selección inglesa que disputará el próximo año la Copa del Mundo, negó que sus compañeros de equipo pueden verse marginados si él se ganaba la titularidad.

'No espero iniciar los partidos, sólo quiero ser parte del equipo. Los jugadores no están celosos. Ellos se mostraron felices de verme de nuevo', dijo.

El Milan, segundo en la tabla de clasificaciones de la Serie A, no ha podido contar desde hace algún tiempo con el defensa Massimo Oddo, por lo que el técnico del equipo, Leonardo, ha sugerido que Beckham podría jugar en una inusual posición de lateral derecho.

Fabio Capello, técnico de la selección inglesa, ha dicho que Beckham estará en el Mundial si el mediocampista estaba en buenas condiciones.

'Yo estaría feliz de jugar en cualquier posición, en defensa o en ataque', dijo Beckham, vestido con un traje oscuro, corbata negra y camisa blanca.

'Tengo que trabajar duro. No está garantizado (que vaya a la Copa del Mundo). No es tan fácil. Tengo que trabajar en mi físico', concluyó.