Público
Público

Beckham, el reencuentro

Su ex equipo, el United, asalta San Siro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Milan y Manchester United disputan en San Siro una de las eliminatorias más apasionantes de los octavos de final de la Liga de Campeones, marcada por el enfrentamiento de Beckham con el equipo que le vio nacer y crecer como futbolista. 'Haré todo lo posible para que el Milan gane', dijo ayer el inglés. 'No sé si Leonardo me alineará, pero lo más importante será que mi equipo conquiste la victoria y que juegue bien. Formar parte de un desafío fascinante como este es como formar parte de la historia del fútbol', añadió.

Beckham estuvo hasta 2003 en las filas de los red devils, en los que se convirtió en pieza clave de los once títulos que consiguió con los de Ferguson. Ahora, Becks tendrá que apartar sus emociones en el reencuentro con sus ex, aunque será en la vuelta, el 10 de marzo, cuando será más complicado por retornar a Old Trafford.

La presencia de Beckham en el once no está garantizada por la vuelta de Pato y el buen momento de Huntelaar, autor de dos goles en la victoria (3-2) ante el Udinese bajo la atenta mirada de Ferguson. El Milan llega tras acabar ante el conjunto blanquinegro una racha de cuatro partidos sin ganar en la Serie A, y espera mantener su estadística con el United, ante el que nunca ha caído y al que siempre ha ganado en suelo transalpino, la última vez en las semifinales de la Champions de 2006-2007.

Sin embargo, el Milan, irregular, no se ha mostrado especialmente sólido en San Siro este año. En el torneo no pudo ganar ni a Madrid ni al Marsella, e incluso perdió con el modesto Zúrich, lo que contrasta con el buen hacer como visitante del Manchester United, que no ha perdido en sus últimas 15 salidas continentales. El campeón de la Premier afronta el duelo en buen momento. Ha superado su mala racha de lesiones, pero viaja sin Vidic.

Por ello, los ingleses confían en Rooney, pichichi del campeonato doméstico (21 goles), para marcar un tanto que encarrile el cruce para unos actuales subcampeones que parecen haber superado su eliminación en la FA Cup, metiéndose con el Chelsea en la pelea por el título y clasificándose para la final de la Carling Cup.