Público
Público

Benzema, gato por liebre

El Madrid gana con suficiencia en La Romareda, aunque el francés fue incapaz de marcarle un gol al colista y fue sustituido. El Zaragoza empezó bien, pero duró de pie un cuarto de hora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sin perro o con gato, con un 4-3-3 o un 4-4-2, con Higuaín o Benzema, con ninguno de los dos o sólo con el francés, el Madrid cazó los tres puntos de La Romareda con la suficiencia de un depredador. El Zaragoza aguantó de pie un cuarto de hora, lo que tardó Özil en aprovechar el primer desajuste defensivo de los de Aguirre para matar las ingenuas aspiraciones mañas.

Benzema, por algo relegado a la categoría de gato por Mourinho, naufragó como delantero centro para desesperación del propio técnico blanco. El dilema de alinear de inicio al francés y darle continuidad o dejarle en el banquillo para no quedarse sin balas en la recámara lo resolvió Mourinho con la coherencia que exigía la situación: titular. Sin embargo, y tras exhibirse con un hat-trick ante el Auxerre, Benzema naufragó de cara al gol. Su sustitución se puede interpretar de varias maneras. La más benévola, que Mourinho le quiso proteger. La más cruda, que el portugués se hartó de su inoperancia, tal y como quedó claro con sus gestos en el banquillo cada vez que falló ante Leo Franco.

Quienes sí marcaron fueron Cristiano y Di María, aunque para Mourinho ninguno de los dos es atacante de referencia. Es decir, vieron puerta los tres futbolistas que jugaron por detrás del atacante de referencia y, por si fuera poco, Mourinho tuvo tiempo hasta de hacer debutar a Morata. Fueron unos escasos cinco minutos, pero suficientes para incrementar la nómina de debutantes.

El Zaragoza salió mejor y con más intensidad que el Madrid, pero a los blancos les bastó el primer desajuste de los aragoneses para encontrar el gol. Un buen movimiento de arrastre de Benzema fue visto por Marcelo para dejar solo a Özil ante Leo Franco. Una vez más, al Madrid no le hacía falta tener el control del juego para poner bajo control el marcador.

Como era de esperar, cuanto más dada su precaria situación liguera, el Zaragoza notó el mazazo. Como un coche al que se le estropea al turbo, su intensidad en la presión bajó de revoluciones y el Madrid empezó a tener más el balón, aunque no siempre mejor. Poco a poco, pasito a pasito, el equipo de Aguirre fue reculando, de manera que el partido se jugaba a mitad de campo.

El Zaragoza por fin se estiró y Lafita obligó a intervenir a Casillas. Fue un espejismo, pues el Madrid siguió imponiéndose y le bastó una falta en la frontal del área para que Cristiano pusiera otro gol de por medio en el marcador, el décimosexto en su cuenta particular. La celebración del portugués volvió a resultar irritante, con gestos absurdos. Un motivado, que dicen los niños.

Por si la superioridad del Madrid no había quedado clara en la primera parte, nada más iniciarse la segunda un gran pase de Xabi Alonso a Di María lo aprovechó el argentino para volver a batir a Leo Franco. Aguirre agitó su equipo con dos cambios y estos surtieron un efecto inmediato. La entrada de Ponzio por un inoperante Edmilson y de Marco Pérez por un ausente Sinama vino seguida de un penalti cometido por Carvalho sobre Bertolo que el andaluz Ramírez vio claro y Gabi transformó en gol. Recuperado al menos anímicamente, el Zaragoza logró nivelar el partido, aunque las mejores ocasiones fueron del Madrid, con Benzema de anti-protagonista.

El Zaragoza, colista por méritos propios, sólo ha ganado un partido y aunque el Madrid no es el mejor rival para rehabilitarse, el equipo de Aguirre dio una imagen enclenque.

R. Zaragoza (1): Leo Franco; Diogo, Lanzaro, Jarosik, Paredes (Pinter, min.85); Edmilson (Marco Pérez, min.52); Lafita, Gabi, Ander Herrera, Bertolo; y Sinama Pongolle (Ponzio, min.52).

R. Madrid (3): Casillas; Arbeloa, Pepe, Carvalho, Marcelo; Lass, Xabi Alonso; Di María (Morata, min.88), Ozil (Mahamadou Diarra, min.85), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Granero, min.79).

Goles: 0-1. min.15. Ozil; 0-2. min.44. Cristiano Ronaldo; 0-3. min.46. Di María; 1-3. min.53. Gabi, de penalti.

Arbitro: Ramírez Domínguez. Amonestó a los locales Gabi, Bertolo y Lanzaro, y a los visitantes Marcelo, Xabi Alonso y Arbeloa. Incidencias: partido correspondiente a la decimoquinta jornada disputado en el estadio La Romareda ante unos 26.000 espectadores. El jugador del Real Madrid Iker Casillas disputó su encuentro número 400 en Primera División. Debutó en Primera División en este encuentro el jugador visitante Morata.