Público
Público

Benzema paga no ser Etoo

El delantero francés es relegado a la suplencia por no trabajar en defensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Benzema fue titular ante Osasuna como extremo derecho. Ofensivamente lo intentó y creó algún peligro. Defensivamente defraudó a su técnico. El delantero francés hizo levantarse del banquillo un par de veces a Mourinho, que le recriminó su indolencia para recuperar la posición y trabajar en la recuperación. El entrenador portugués le pide a los jugadores de ataque que ocupan las banda que se miren en el espejo de Etoo, que bajo su dirección en el Inter tenía como obligación ayudar a los laterales a defender los flancos.

El mensaje que Mourinho le mandó a Benzema tras concluir el partido con el Ajax tiene que ver con el incumplimiento de esas órdenes defensivas. 'Espero que Karim haya visto el partido y cómo se trabaja', le dijo Mourinho desde la sala de prensa del Bernabéu. Benzema, de momento no ha captado las exigencias de su entrenador. Por ello, en el club no extraña que tuviera que ver el partido frente a los holandeses desde el banquillo: 'Hay mucha competencia en la plantilla y los jugadores saben que si no cumplen con las exigencias del entrenador tendrán difícil jugar. Mourinho tiene su estilo y sus normas y el que no las cumpla tendrá que atenerse a sus decisiones'.

'Defendemos con diez', se ha hartado de repetir Mourinho a su plantel desde el primer día que aterrizó en Valdebebas. Ante ese imperativo, Benzema no cumplió frente a Osasuna. La frase que le dedicó su entrenador tras ese partido anunciaron su suplencia ante el Ajax. 'Karim ha tenido detalles positivos, pero otros no tan buenos, propios de una mentalidad fría'. No le salvó del banquillo ni los aplausos que, por primera vez en mucho tiempo, le dedicó el pasado sábado el Bernabéu. A Mourinhole cuesta digerir esa frialdad de Benzema, su falta de actitud en labores que él considera que son imprescindibles para el buen funcionamiento colectivo del equipo. En esas tareas, el técnico portugués ha implicado hasta a Özil y Canales, dos futbolistas cuyo perfil no responde al de un trabajo defensivo intenso.

Ayer, cuando saltó a Valdebebas, Benzema iba acompañado de Lass. Se cruzó por delante de Mourinho, pero este le huyó la mirada. Tampoco contó con los gritos de aliento que el técnico sí le dedicó a otros durante un ejercicio. 'El míster no dice nada en los medios que antes no haya dicho en el cara a cara. Si ha dicho su opinión sobre Benzema, es una cuestión suya', zanjó ayer Xabi Alonso.