Público
Público

Benzema recoge el guante de Adebayor

El francés se reivindica con un tanto a los siete minutos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En un partido sin demasiada historia, el espectador del Bernabéu siguió con atención cómo respondía el Madrid de las rotaciones. Entre todas, ninguna más interesante que la entrada de Benzema, suplente en los dos últimos partidos de Liga, en los que Adebayor venció y casi convenció como titular.

El francés necesitó sólo siete minutos para empezar a reivindicarse con su duodécimo tanto de la temporada, que no sería un número tan preocupante si se pasara por alto que en Liga, con el que marcó, sólo lleva tres.

Carvalho, ya lo dijo Mouri=nho, lleva los mismos que el francés pese a ser central. Pero ese es otro asunto. Adebayor, desde el banquillo, no parecía muy preocupado por su suplencia. El togolés, precisamente, ya se mostró durante la semana conciliador, asegurando que no quiere ser un problema para nadie y que el técnico es quien tiene que decidir qué ariete juega. Incluso explicó que se lleva de maravilla con Benzema, destacando que el hecho de compartir idioma, el francés, les facilita la relación.

Pero tal vez Adebayor tomó buena nota del tanto de Benzema y de los aplausos que le dedicó el Bernabéu cuando empezó a combinar con brío, aviso para el togolés de que no se puede relajar. En cualquier caso, los dos nueves de Mourinho jugaron juntos por primera vez durante el último cuarto de hora, al entrar el togolés por Di María. Hasta que Mourinho sustituyó al francés, de nuevo aplaudido por su afición, y dio entrada a Gago a falta de cinco minutos. El próximo examen puede ser clave para Adebayor, precisamente ante el Lyon, ex equipo de Benzema.

Otro cambio en la alineación, en este caso obligado por la sanción a Casillas, pasó finalmente desapercibido. Adán apenas tocó el balón de su debut en Liga.

Donde no hay cambio que valga es en el puesto de Cristiano. Ni tampoco en la costumbre que tienen sus rivales de provocarle para que se caliente y se salga del partido. Se le echaron encima los jugadores del Levante cuando tiró a puerta pese a que Iborra estaba tendido en el suelo por una patada de Ramos. El árbitro dio ley de la ventaja y después no paró el juego, pero las culpas fueron como de costumbre para el goleador portugués. Después, Cristiano pidió penalti por un agarrón en el área y los jugadores del Levante reclamaron amarilla para el portugués.

Aunque el 7 sea la estrella indiscutible del equipo, el madridismo sigue recordando a su antecesor con el mismo dorsal, Raúl, que está firmando una gran temporada en el Schalke alemán. Del Bosque, seleccionador y ex técnico blanco, lo tiene claro: 'Me hubiera gustado que Raúl se hubiera retirado en el Real Madrid porque es el ejemplo de jugador de toda la vida en un club'.