Publicado: 20.02.2014 23:15 |Actualizado: 20.02.2014 23:15

El Betis también se enreda en Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Real Betis no pasó del empate ante el Rubin Kazan (1-1) en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Europa League, un duelo marcado por la mala segunda parte de los locales, que encajaron mediante un penalti que tenía que haberse señalado fuera del área.

El equipo de Gabriel Calderón desperdició una excelente oportunidad para haber encarrilado la eliminatoria, sobre todo tras el notable inicio de los verdiblancos, aupados por el tempranero gol de Dídac Vila a los tres minutos y la expulsión de Prudnikov a la media hora. El tesoro no fue tal y el Betis terminó sin la recompensa de haber desviado su objetivo.

Vila adelantó a los suyos con una buena internada por el costado izquierdo que finalizó con un disparo cruzado. El gol dio alas a un Betis que mejoró su versión en los minutos posteriores. El colista de la Liga española, cuyas preocupaciones pasan por 'andar antes que correr', intentó sin suerte salvar el escollo ante los rusos.

La buena media hora inicial no sirvió para que creciese la ventaja heliopolitana. El Rubin, por su parte, aguantó defensivamente y terminó encontrando su premio a cuarto de hora del final pese a que Leo Baptistao estuviese cerca de colocar el 2-0 al borde del descanso.

El jugador cedido por el Atlético fue todo voluntad, pero no pudo controlar con certeza un balón que dio toda la ventaja a los visitantes. Así pasó, después de una segunda mitad en la que el tiempo corrió sin ocasiones claras en ambas porterías. Hasta que una internada de Eremenko fue frenada por Lolo Reyes con una falta que el árbitro interpretó como penalti. Al igual que ocurriese con la acción de Demichelis el pasado martes, la jugada se produce a escasos centímetros del área, pero el colegiado precipitó su decisión y condenó a los béticos.

De ahí hasta el minuto 90, polémicas incluidas con el portero ruso, el Betis lo intentó sin suerte y con toda su artillería en el campo. Ni la presencia de Rubén Castro ni de Jorge Molina pudieron cambiar el decorado y esclarecer ese derbi andaluz que podría producirse en los octavos de final de la segunda competición continental.

1 - Real Betis: Adán; Juanfran, Perquis, N'Diaye, Dídac Vilá; Lolo Reyes (Jorge Molina, m.78), Nosa (Nono, m.67); Baptistao, Salva Sevilla, Cedrick; y Chuli (Rubén Castro, m.53).

1 - Rubin Kazan: Ryzhikov; Kuzmin, Sharonov, Burlak, Kislyak; M'Vila, Kulik (Mullin, m.67) (Kverkvella, m.94); Gökdeniz Karadeniz, Torbinski, Eremenko; y Prudnikov.

Goles: 1-0, M.03: Dídac Vilá. 1-1, M.74: Eremenko, de penalti.

Árbitro: Serge Gumienny (Bélgica). Expulsó por doble amarilla al jugador del Rubín Kazán Prudnikov, quien las vio en los minutos 27 y 28. Además, amonestó a los locales Nosa (m.08), Juanfran (m.32), Jorge Molina (m.81) y Perquis (m.89), y a los visitantes Torbinski (m.89), M'Vila (m.89) y Kuzmin (m.92).

Incidencias: Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos 12.000 espectadres. Terreno de juego en buenas condiciones.