Publicado: 08.12.2013 20:49 |Actualizado: 08.12.2013 20:49

Bezabeh recupera el oro para España

Sancionado por dopaje tras la Operación Galgo, el atleta de origen etíope vuelve a proclamarse en Belgrado campeón de Europa de cross en categoría sénior masculina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alemayehu Bezabeh, plusmarquista español de 5.000 metros, recuperó hoy en Belgrado el título europeo de cross que conquistó por vez primera en 2009 y no pudo defender al año siguiente porque fue suspendido por tentativa de dopaje.

El equipo español revalidó su título en categoría sénior masculina con los cuatro atletas que puntuaban entre los 15 primeros. Mohamed Marhoun llegó sexto, Iván Fernández undécimo y Antonio Jiménez Penti duodécimo.

Único atleta sancionado como consecuencia de la Operación Galgo, Bezabeh exhibió hoy en el Parque de la Amistad de Belgrado la misma superioridad que le dio la corona europea de cross en 2009 por delante del británico Mo Farah, que andando el tiempo se ha convertido en el rey del fondo mundial.

En ausencia del defensor del título, el italiano Andrea Lalli, España asumió responsabilidades con Mohamed Marhoum y Alemayehu Bezabeh al frente del grupo en el primer kilómetro. Pero el turco -nacido en Kenia- Polat Kemboi Arikan, campeón de Europa de 10.000 en pista, aceleró en el segundo mil, llevándose a Bezabeh, antes de sufrir un tropiezo y rodar por la hierba.

Bezabeh endureció el ritmo al comprobar que Arikan regresaba a la cabeza y fue aumentando la distancia que le separaba de sus perseguidores. Arikán, con signos de fatiga y un correr descompuesto tras su caída, salió en persecución del español y obtuvo el premio a su esfuerzo con la medalla de plata. El británico Andy Vernon, llegando desde atrás, se colgó la medalla de bronce.

En la carrera sénior femenina la irlandesa Fionnuala Britton aspiraba a convertirse en la primera mujer que conquistaba tres títulos consecutivos, pero la obstaculista francesa Sophie Duarte confirmó que es la europea más fuerte en lo que va de temporada. La noruega Karoline Grovdal se adelantó en el primer kilómetro y estuvo otro más por delante, hasta que la portuguesa Dulce Félix, actual campeona de Europa en pista de 10.000, tiró con fuerza. Britton no pudo resistirlo. Aunque se reincorporó tan pronto cejó la atleta lusa, al final faltó a la cita con las medallas (cuarta).

Duarte, de 32 años, apretó en el sexto kilómetro y nadie pudo seguirla. Por detrás, la británica Gemma Steel ganó a Dulce Félix el esprint por la medalla de plata. La cántabra Iris Fuentes-Pila, décima, encabezó una sobresaliente actuación española -cuatro entre las 21 mejores- premiada con la medalla de bronce por equipos (cuarta de la historia), como hace tres años en Portugal.

Los campeonatos se disputaron sobre un circuito de hierba prácticamente plano junto al Danubio, de rectas largas y piso firme, sin barro, en el Parque de la Amistad de Belgrado. La carrera masculina sub-23 ofrecía a España, por orden cronológico, la primera opción de medalla, pero Abdelaziz Merzoughi, oro júnior en 2010 y actual campeón de Europa de la categoría en 3.000 metros obstáculos, se quedó cortado a mitad de recorrido y llegó en el puesto 42.

El mejor español fue el avilesino Aitor Fernández, vigésimo segundo. En una actuación decepcionante, el equipo pasó de la medalla de plata en 2012 al octavo puesto. El único belga inscrito, Pieter-Jan Hannes, fue el ganador de la carrera sub-23 con un ataque poderoso en el último 300. El noruego Henrik Ingebrigtsen, defensor del título, llegó décimo.

La holandesa Sifan Hassan, la serbia Amelia Terzic y la británica Charlotte Purdue, que escaparon mediada la prueba femenina sub-23 (6 km), llegaron por ese orden a la meta. La británica Emelia Gorecka, que ya tenía oro, plata y bronce, repitió título en la primera carrera del día, la de categoría júnior (4 km). Con un tiempo de 13:06, cruzó la meta diez segundos antes que la polaca Sofia Ennaoui. La oscense Cristina Espejo, decimoséptima, fue la mejor española. Dos atletas de origen keniano, el turco Ali Kaya -campeón de Europa júnior de 10.000 en pista- y el belga Isaac Kimeli, se jugaron el título júnior al esprint y, tras dos ataques de este último, venció Kaya con 17:49. El madrileño Santiago Pardo (23) fue el mejor español.