Público
Público

Biris Antiviolencia obliga al Sevilla a prohibir la simbología de los Biris en su estadio

El club, a requerimiento de la Comisión Antiviolencia, prohibirá el acceso y la exhibición en el Sánchez Pizjuán de "pancarta, bandera, o cualquier otro elemento de animación, que contenga, total o parcialmente, la terminología" de los ultras

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Un grupo de los Biris, en una protesta. EFE

El Sevilla FC, a requerimiento de la Comisión Antiviolencia, prohibirá el acceso y la exhibición en el Sánchez Pizjuán de "pancarta, bandera, o cualquier otro elemento de animación, que contenga, total o parcialmente, la terminología de 'Biris' o 'Biris Norte', sus siglas o sus símbolos identificativos".

"Conforme al estricto cumplimiento del requerimiento realizado" por la Comisión Estatal contra la Violencia en el ejercicio de las competencias que le corresponden por delegación del Consejo Superior de Deportes y del Ministerio del Interior, el Consejo de Administración del Sevilla decidió que de manera indefinida no se permitirá el acceso al Sánchez Pizjuán de ninguna "pancarta, bandera, o cualquier otro elemento de animación, que contenga, total o parcialmente, la terminología de "Biris" o "Biris norte", sus siglas o sus símbolos identificativos", informa el club en un comunicado.

El Sevilla añade en su escrito que "dicha medida será igualmente aplicada en todos los estadios en los que el Sevilla FC actúe como equipo visitante". El club hispalense resalta que la Comisión Estatal contra la Violencia puso en conocimiento del club que el Grupo Biris o Biris Norte "protagonizó el suficiente número de incidentes violentos y desordenes públicos como para merecer la calificación de violento".

El Sevilla recuerda que quedó constatado judicialmente que los incidentes ocurridos hace unos meses en un céntrico bar de Sevilla en la previa del partido ante el Juventus de Turín italiano "fueron protagonizados exclusivamente por integrantes del grupo Biris" y que entre los identificados se encuentran catorce personas de los cuales once eran abonados del club. "Todos los abonados han sido expulsados de forma inmediata, causando baja permanente como tal y sin posibilidad de volver a serlo en el futuro, mientras que los que no son abonados no podrán darse nunca de alta como tales", subraya el comunicado.

"El Sevilla FC desea aclarar que no se permitirá la exhibición pública y colectiva de los mencionados elementos aun cuando fueren de reducido tamaño. El uso privado o personal de dichos elementos no será objeto de prohibición en el Ramón Sánchez-Pizjuán, si bien, y para que no haya lugar a dudas, el club no puede garantizar a sus aficionados que en otros estadios se siga esta misma práctica, y por ello, en un ejercicio de coherencia y responsabilidad, recomienda a sus aficionados que se desplacen a acompañar al equipo que se abstengan de llevar elementos personales que contengan dichos símbolos", subraya el comunicado.

El Sevilla precisa que "cualquier otro elemento de animación, tales como bombos, megáfonos o banderas que no contengan ninguna vinculación o simbología con el mencionado grupo, siguen estando permitidos en el Ramón Sánchez-Pizjuán, por lo que su utilización es perfectamente posible siempre que el portador de los mismos se identifique y se incluya en el Libro Registro de seguidores de la Entidad".

La Federación de Peñas Sevillistas, por su parte, también hizo público este jueves un comunicado en el que "quiere hacer un llamamiento a la unidad del sevillismo". "Los insultos a jugadores o aficiones rivales no sirven para motivar a nuestros jugadores, pero sí empañan nuestra imagen como afición y además nos perjudica. Pedimos al conjunto del sevillismo que mantengamos nuestra capacidad de animar, de vibrar con nuestra gente cada tarde de partido, que como proclama nuestro himno, 'vuelen banderas', que 'el del micro' y 'el del bombo' no paren de animar y se escuche una voz: el Sevilla es campeón!", señala el escrito de los peñistas.