Publicado: 24.04.2014 14:00 |Actualizado: 24.04.2014 14:00

Blatter ningunea todos los problemas del Mundial de Brasil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, sigue mostrándose impasible a la cantidad de problemas que se acumulan en torno a la preparación del Mundial de Brasil. Pese a las dudas sobre la seguridad, las obras inacabadas de los estadios, los trabajadores fallecidos, la nueva ola de violencia y las amenazas de huelga, el mandatario está convencido de que la cita, que comenza en menos de dos meses, será un "éxito". Y como argumento, aseguró que antes de Sudáfrica 2010 también se vivieron protestas "similares".

"Nunca he visto que una Copa del Mundo esté totalmente preparada antes de la inauguración""Es mi décimo Mundial y puedo asegurar que nunca he visto que una Copa del Mundo esté totalmente preparada antes de la inauguración. Será un magnífico torneo. Hay que ser optimistas, hoy en día el fútbol está ofreciendo grandes emociones en este mundo en el que vivimos", declaró el suizo ante los medios de comunicación en la ceremonia del centenario de la Federación de Fútbol de Hong Kong, celebrada en la región china.

Blatter ya había comentado antes que el Mundial será el "más exitoso de la historia", a pesar de que tres estadios y varios aeropuertos aún no están listos. Además, varios sucesos y disturbios en Salvador y en Copacabana implicaron un aumento del índice de delitos violentos en el país sudamericano.

Hace apenas unas semanas, una encuesta local sugirió que menos de la mitad de los brasileños estaban a favor de albergar la Copa del Mundo entre el próximo 12 de junio y el 13 de julio, creyendo que tendrá un efecto negativo en el país, una opinión que se ha generalizado tras los problemas ocurridos en el último año durante la disputa de la Copa Confederaciones y con el malestar social por gastar el dinero en la construcción de estadios en lugar de mejorar la sanidad y la educación.

"La seguridad es asunto del Estado. La FIFA no puede garantizar la seguridad, es una cuestión que debe solucionar el Gobierno organizador, en este caso el de Brasil", comentó el dirigente del organismo internacional. El mandatario recordó que un escepticismo similar acompañó a los preparativos de los Mundiales anteriores, pero que siempre se "demostró" que al final los eventos fueron "exitosos" a pesar de no estar todo "listo" cuando comienza el torneo.

El suizo rechazó que estos sucesos vayan a afectar al Mundial y recordó que este tipo de revueltas también tuvieron lugar antes de la Copa del Mundo celebrada en Sudáfrica en 2010. "La gente también decía hace cuatro años que nadie iría a Sudáfrica, que tendríamos que ir con chalecos antibalas porque no era seguro. Pero por favor, créanme, el fútbol es más fuerte que ningún otro movimiento en el mundo", sentenció.

"El fútbol, con más de 300 millones de participantes y más de mil millones de aficionados, está esperando este Mundial. Será en Brasil, un país que ha sido cuna del fútbol y donde han nacido muchos de los mejores futbolistas del mundo", explicó Blatter. Por último, cuestionado sobre su posible candidatura a la reelección como presidente de la FIFA el próximo año, el dirigente aseguró que "se sabrá más sobre ello" en el Congreso del organismo en Sao Paulo, el próximo 11 de junio.