Publicado: 09.10.2015 11:57 |Actualizado: 09.10.2015 11:57

Blatter y Platini se aferran al sillón
y recurren su suspensión

El presidente de la FIFA ya ha presentado su recurso y el de la UEFA lo hará en breve. Ambos fueron suspendidos durante 90 días, acusados de corrupción.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Platini felicita a Blatter cuando fue reelegido como presidente de la FIFA el pasado 29 de mayo. /REUTERS

Platini felicita a Blatter cuando fue reelegido como presidente de la FIFA el pasado 29 de mayo. /REUTERS

MADRID.- El suizo Joseph Blatter y el francés Michel Platini no están dispuestos a cumplir los 90 días de inhabilitación que les impuso ayer el Comité de Ética de la FIFA. O por lo menos, están dispuestos a emprender todas las acciones legales posibles para evitar la sanción. Incluso, se plantean llegar hasta el TAS, el Tribunal de Arbitraje Deportivo.

El presidente de la FIFA ya ha presentado su recurso, en el que rechaza el tratamiento injusto del que ha sido objeto por parte del Comité de Ética, al que reclama la celebración de una audiencia que no se ha producido, según informa el diario estadounidense The New York Times.



Una vez confirmada la sanción, los abogados de Blatter en Suiza y Estados Unidos hicieron constar en un comunicado la "decepción y disconformidad" del dirigente suizo con el Comité de Ética de la FIFA, que le ha sancionado sin haberle escuchado. En el mismo indicaron que Blatter, que preside la FIFA desde 1998, espera la oportunidad de demostrar que no ha cometido irregularidad alguna y que el Comité de Ética basa su decisión "en un malentendido" de las acciones del Fiscal General de Suiza.

La Fiscalía de Suiza anunció a finales de septiembre la apertura un proceso a Blatter por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza e investiga "un pago desleal" de dos millones de francos (unos dos millones de euros al cambio de hoy) que éste hizo al presidente de la UEFA, Michel Platini "en perjuicio de la FIFA". El dinero estaba destinado "supuestamente" a trabajos efectuados entre 1999 y 2002, pero el pago fue realizado en 2011, según la Fiscalía.

Michel Platini, que ayer antes de hacerse pública su sanción presentó la documentación para convertirse en candidato a las elecciones presidenciales de FIFA del 26 de febrero próximo, también ha confirmado que va a recurrir su sanción ante el Comité de Apelación de la FIFA, aunque los recursos "no dejarían en suspenso la decisión", según indicaron a EFE fuentes del Comité de Ética.

Platini: "Las acusaciones están basadas en meras apariencias"

El máximo mandatario de la UEFA emitió ayer un comunicado en el que rechazaba todas las acusaciones: "Esta decisión, la cual asumiré en el momento adecuado y de la forma adecuada, ha sido objeto de una fuga deliberada de información, y yo ya he dado mi opinión sobre este tema al principio del día. Rechazo todas las acusaciones que se han hecho contra mí, las cuales están basadas en meras apariencias y que son asombrosamente difusas", decía Platini.

"De hecho, la redacción de esas acusaciones apenas afirman que el Código de Ética de la FIFA 'se ha visto comprometido' y eso es una decisión que no se puede tomar de inmediato", añadió Platini en su escrito, donde calificó de "ridícula" la naturaleza de estos hechos. "Quiero que todo el mundo sepa lo que pienso sobre el tema: más que una cuestión de injusticia o deseo de revancha, estoy motivado por un profundo sentimiento de desafío acérrimo. Estoy más decidido que nunca a defenderme ante los órganos judiciales competentes", comentó Platini.

"Quiero reiterar en los términos más enérgicos posibles que voy a dedicarme a asegurar que mi buena fe prevalece. Hoy he recibido muchos mensajes de apoyo de parte de las federaciones miembro de la UEFA y de otras confederaciones, animándome a continuar con mi trabajo sirviendo a los intereses del fútbol. Nada me hará renunciar a ese compromiso", finalizó.

El Comité de Ética de la FIFA también inhabilitó ayer durante 90 días al secretario general de la UEFA, Jerome Valcke, que había sido apartado del cargo en septiembre, y al surcoreano Chung Mong-Joon, exvicepresidente de la FIFA y aspirante también a relevar a Blatter en la presidencia, con una sanción de seis años.