Público
Público

Borja Oubiña: "Este Madrid de Mourinho no regala nada"

Entrevista al capitán del Celta. Balaídos vive una gran noche en el regreso del Real Madrid. "Es una motivación especial pero la Liga es lo más importante", reconoce

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Borja Oubiña (Vigo, 17 de mayo de 1982). A sus 30 años es el alma y la esencia del Celta. En plena madurez futbolística, es el capitán celeste y acaba de renovar para seguir ligado al club gallego otras dos temporadas más. Para Paco Herrera es uno de los pilares intocables. Lleva al Celta en las venas. Y esta noche juega contra el Real Madrid uno de los partidos más importantes para la entidad en los últimos años. Precisamente él es el único superviviente de aquel equipo que se midió a los blancos por última vez, hace cinco años y medio.

Hace cinco años y medio que el Real Madrid no visita Balaídos, ha pasado demasiado tiempo.

Pues sí. Para un club como el Celta que compite habitualmente en Primera División no han sido años buenos, pero ahora ya están aquí y luego nos volverán a visitar en Liga. Estamos contentos por ello.

¿La gente en Vigo está muy ilusionada?

Sí, sí. Ya no hay entradas para el partido. Ver a uno de los mejores equipos del mundo es una gran ilusión para la ciudad.

'Ver a uno de los mejores equipos del mundo es una gran ilusión para la ciudad'Usted estuvo en aquel partido del 1 de abril de 2007, el último contra el Real Madrid, ¿cómo lo recuerda?

Aquel Real Madrid estaba en una época un poco convulsa, sin tanta estabilidad como ahora. Ganaron en un partido muy ajustado, marcó Robinho casi al final. Nosotros hicimos mucho más para ganar el partido que ellos. Y terminaron ganando la Liga con Capello con muchas remontadas.

Desde entonces los dos equipos han cambiado muchísimo.

Sí, mucho. Del Celta quedo solo yo y en el Madrid creo que solo están Casillas y Sergio Ramos.

Mourinho va con todo. No reserva nada. Eso es síntoma de que se toma la Copa en serio.

El Madrid sí ha demostrado con Mourinho que da importancia a todas las competiciones y no regala nada. No es novedad en estos dos años que lleva como entrenador siempre ha jugado cualquier partido con la máxima intensidad.

¿Cómo cree que es posible ganarles?

'Para tener alguna opción debemos mantener una concentración absoluta'El Madrid es un equipo que sin hacer mucho es capaz de ganarte, un equipo que puede hacer de todo, puede jugar a la contra, te puede jugar más estático. Están un pelín por encima de la mayoría y nosotros intentaremos hacerles daño como podamos. Nosotros, para tener alguna opción debemos mantener una concentración absoluta durante los 90 minutos que dure el partido. Y si no cometemos errores podemos tener alguna opción.

¿Prefería haber jugado contra otro equipo inferior o recibir al Real Madrid supone una motivación extra?

Al final juegas con el que te toque. Claro que es una motivación especial jugar contra el Real Madrid y por eso estamos contentos. Pero la Liga para nosotros es lo más importante.

¿Y que le hace falta al Celta para poder ascender hacia la zona tranquila de la clasificación?

Quizá necesitamos un poco más de regularidad fuera de casa pero a lo largo de la Liga la iremos encontrando. Estamos en un momento que pueden ir las cosas hacia arriba o hacia abajo pero intentaremos apretar y no decaer porque es un momento que si te dejas ir un poco te metes en el fondo de la clasificación.

En los últimos partidos también os faltado un poco de puntería de cara a la portería.

Sí, no estamos consiguiendo hacer muchos goles. Pero atrás estamos bien, tampoco nos están haciendo muchos goles.

A lo mejor se nota demasiado la dependencia de los goles de Iago Aspas.

Iago está muy bien, nos está ayudando mucho. Juega casi todos los minutos y sí dependemos un poco de su fútbol y de sus goles. Pero dentro de nuestra forma de jugar se ha adaptado de maravilla y nos está ayudando mucho.

Usted ya es todo un veterano, es capitán, lleva toda la vida en el Celta y ahora le han renovado otras dos temporadas. Ya no quedan jugadores así, tan fieles a los colores de un equipo.

Se puede llamar fidelidad o puede ser suerte. Hace cinco años cuando descendimos sí pensé que debía seguir progresando en el fútbol fuera de aquí y vivir otras experiencias para enriquecer mi carrera. Pero no tuve suerte con el tema de las lesiones y tuve que intentar apoyarme en el club con los fisioterapeutas y los médicos para volver a jugar. Y ahora muy contento de cómo están las cosas. Al final son circunstancias que han hecho que haya seguido mi carrera deportiva aquí.

Y te ha dado tiempo en Vigo hasta para sacarte una carrera universitaria. Tal como está la vida, ¿cree que los futbolistas deben cuidar sus estudios?

Hay mucha historia con esto. Los futbolistas al fin y al cabo son personas normales que tienen inquietudes por cómo está el mundo a día de hoy. Al final lo que se ve son los privilegiados de la Primera División y en el resto del fútbol las cosas no están tan bien, hay mucha gente sufriendo en categorías como Segunda B que son futbolistas igual que nosotros pero con los mismos apretones que la gente de la calle.