Público
Público

Boston saca la bestia

Los Celtics vuelven a empatar la final de la NBA al ganar a los Lakers (96-89) gracias al partidazo del grandullón Davis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Boston volvió a mostrar este viernes su mejor versión y volvieron a poner el empate en la final de la NBA al ganar a los Lakers por 96-89.

Si en el partido que los Celtics ganaron en Los Angeles el protagonista fue Ray Allen con sus triples, esta vez lo fue el grandullón Glen Davis, que con su garra y su gran actuación (18 puntos, segundo máximo anotador de su equipo tras Pierce) metió a su equipo en el partido cuando más lo necesitaba.

El partido fue muy similar al segundo de la serie. Muy igualado hasta el último cuarto, cuando Boston remontó una leve ventaja de Los Angeles, y estos -al igual que en ése segundo partido- entraron en un bajón del que no supieron recuperarse.

La diferencia volvió a estar en el banquillo. Sostenidos por unos grandes suplentes, los Celtics se aferraron a la final cuando peor lo tenían. Por el lado de los Lakers, sólo Bryant (esta vez incontestable con 33 puntos) y Gasol (21 puntos) mantuvieronla línea.

Ambos equipos estuvieron muy fallones y tuvieron múltiples errores en el ataque, lo que llevó a que el tanteo del marcador al finalizar el primer cuarto fuera especialmente bajo: 19-16.

Los Lakers volvieron a tener un bajón decisivo en el último cuarto

Celtics y Lakers mantuvieron este juego hasta unos minutos antes del final de la primera parte, cuando Los Angeles pegaron un pequeño tirón, sólo cortado por Garnett en el último suspiro del final (42-45).

Boston no acababa de entrar en el partido (58-62 min. 35). Rondo y Pierce no eran tan decisivos como en anteriores partidos y entonces llegó la hora de Davis. El grandullón se erigió sorprendentemente en el líder del su equipo.

Boston recortó diferencias y al poco de comenzar el segundo cuarto llegó el bajón de los Lakers. Los Celtics abrieron una brecha (79-70 min. 42), y Los Angeles no supo frenar la sangría, que sería decisiva hasta el final.