Público
Público

Brasil, otra decepción

Una Canarinha impotente no pasa del empate ante Venezuela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con un retraso de casi diez minutos, sin himnos nacionales y con un perro con ansias de protagonismo. Así comenzó el primer partido en esta Copa América de la nueva Brasil de Menezes, sustituto en el banquillo del gris Dunga, que se suponía que había cambiado por completo la cara de la Canarinha. Decidida a no esconderse después de tiempos de mediocridad, intentando reencontrarse con el juego descarado que siempre ha caracterizado a Brasil. Sin embargo, no sólo con buenas intenciones se construyen los equipos campeones.

A tumba abierta salieron los brasileños, en busca y captura de un gol tranquilizador. Con la nueva y joven generación de Pato, Neymar, Ganso o Ramires como cabezas visibles de la ofensiva y del nuevo proyecto amarillo. Precisamente sobre Neymar estaban puestas todas las miradas. Después de infinidad de rumores y especulaciones, anoche muchos pudieron ver, y seguramente por primera vez, al objeto de deseo de media Europa. La llegada de Sandro Rossell, presidente del Barça, en el autobús de la selección brasileña al estadio alimentará aún más esos rumores.

A pesar del fulgurante comienzo, el partido pronto se le empezó a enquistar a Brasil. Una Venezuela a la expectativa consiguió calmar las ansias rivales y el tedio se hizo dueño del encuentro. Como un maremoto en ese aburrido océano apareció Pato. El delantero del Milan maravilló con sus inverosímiles controles y con un disparo al larguero.

Del tedio se pasó a la ansiedad. Pasaban los minutos y los venezolanos no daban concesiones defensivas a unos brasileños que recordaron por momentos a la mediocre selección del Mundial y que comienza la Copa América con un fracaso equiparable al empate de Argentina ante Bolivia. La Vinotinto llegó incluso a dominar el partido en la segunda parte. El reencuentro del Brasil de Manezes con el jogo bonito fue nominal, pero nada práctico.

Brasil: Julio César; Alves, Lucio, Thiago Silva, André Santos; Ramires (Elano, m. 75), Ganso, Lucas Leiva; Robinho (Fred, m. 64), Pato (Lucas Moura, m. 75) y Neymar.

Venezuela: Vega; Rosales, Vizcarrondo, Perozo, Cichero; Lucena, Rincón; González (Di Giorgi, m. 85), Arango; Miku (Maldonado, m. 79) y Rondón (Alejandro Moreno, m. 64).

Árbitro: Orosco (Bolivia). Mostró tarjeta amarilla a Thiago Silva, Rondón, César González y Moreno.

Estadio Ciudad de La Plata: 30.000 espectadores.