Publicado: 28.06.2014 21:06 |Actualizado: 28.06.2014 21:06

Brasil encuentra a tiempo el desfibrilador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Mineirazo sobrevoló las mentes de millones de brasileños. La anfitriona, que se había adelantado en el marcador, se jugaba su pase a los cuartos de final de 'su' Mundial en la tanda de penaltis contra Chile. Empezaban fuerte los octavos de final. Con las revoluciones al máximo y las válvulas cardíacas bombeando menos oxígeno del recomendable. Pero en la serie fatídica aparecieron dos elementos que permitieron a Brasil superar el duro trance y salir vivo del primer órdago importante. El primero fue el portero Julio César, que detuvo dos penaltis (a Mauricio Pinilla y Alexis Sánchez), y el otro fue su palo derecho, que repelió el lanzamiento definitivo de Gonzalo Jara. Ese poste ya ha pasado a la historia del fútbol.

El primer tiempo comenzó con una presión de Brasil en el medio del campo con la intención de no dejar jugar a un rival que pretendía hacerse con el control del balón. La primera situación de riesgo fue un disparo de Marcelo que se fue cerca de la portería defendida por Claudio Bravo. Marcelo Díaz respondió para el conjunto chileno con otro disparo al minuto siguiente que también se fue desviado.

La intensidad del partido fue en crecimiento y también las protestas por parte de ambos banquillos. Y es que dos jugadas en ambas áreas se reclamaron como penaltis.  Una caída de Vargas por un empujó de David Luiz de un lado y una entrada de Mauricio Isla a Hulk del otro. Todo parecía nivelado hasta que en el minuto 18 un tiro de esquina ejecutado por Neymar fue anticipado de cabeza por Thiago Silva hacia David Luiz, lo que propició que Gonzalo Jara enviase el balón contra su meta, para poner a Brasil en ventaja.

El estadio Mineirao explotó con la ventaja inicial del local que le daba mayor tranquilidad al conjunto dirigido por Luiz Felipe Scolari. Un arranque explosivo de Neymar tras un cesión de Fred de cabeza terminó con un disparo que se fue apenas desviado.

La estrella brasileña se volvió a echar a su equipo a la espalda y sus continuas carreras y regates debían ser frenados por los defensas chileno en falta. Las piernas de Neymar debieron de terminar el partido con unas cuantas cicatrices. Pero Chile no daba su brazo a torcer, ni mucho menos, en ataque. Y en el minuto 32, un lateral con un error entre Marcelo y Hulk derivó el balón en Eduardo Vargas, que envió un centro atrás para que Alexis Sánchez, con remate cruzado antes del cierre de Thaigo Silva, estableciera el empate dejando estéril la estirada de Julio César.

La ansiedad junto con impotencia de Brasil y la angustia entremezclada con la garra de Chile dejaron en tablas este intenso primer tiempo en el estadio Mineirao. En el segundo tiempo, Brasil salió decidido a lograr la diferencia aunque carente de ideas ofensivas. En el minuto 54 un tiro cruzado derivó en Hulk que definió cruzado, pero el árbitro inglés Howard Webb invalidó la acción porque bajó el balón con la mano.

Con la posesión del balón de su lado, Chile tuvo su oportunidad en el minuto 64 tras una combinación de Vidal e Isla que le quedó a Aranguiz que sacó un disparo que logró desviar con lo justo Julio César. Los cambios de Felipão con los ingresos del local Jo y Ramires no le dieron resultado al conjunto local, que se mostró con muchas carencias en la creación para romper la resistencia del rival.

El estadio Mineraio comenzó a ver cómo el partido se decantaba del lado chileno, mejor asentado, sin apuros en defensa, y al que solo le faltaba acercarse más a la portería de Julio César.  Sampaoli apostó por oxigenar el medio y la ofensiva con los ingresos de Felipe Gutiérrez y Mauricio Pinilla por los extenuados Eduardo Vargas y Arturo Vidal para intentar rematar la machada.

Chile recuperó su solidez defensiva, impulsado por su gran patrón y referente que fue Gary Medel. Y en ataque, el juego del conjunto visitante tuvo en Alexis Sánchez un gran despliegue físico y un jugador brindado para el equipo. El tiempo se fue consumiendo, hasta que hubo que ir a la prórroga. "El campeón tiene que hacer un gol" gritó la torcida y sólo la rebeldía de Hulk fue la respuesta de la canarinha desde el campo de juego en los primeros quince minutos del alargue.

Chile sintió el desgaste desplegado durante el encuentro y sólo contó con un tiro libre de Alexis Sánchez que se fue desviado. El ingreso de Willian por Oscar fue la última apuesta de Scolari para los últimos quince minutos, mientras que Sampaoli debió cambiar al lesionado 'gladiador' Gary Medel, que se marchó llorando y lesionado, por José Rojas. Ambos equipos tiraron la toalla y lo fiaron todo a los penaltis. 

El cansancio y la máxima tensión hizo que la tanda fuera horrible. Hasta cinco lanzamientos se fallaron, la mitad. Y ahí el que tuvo más suerte fue Brasil. Julio César paró dos penas, las lanzadas por Alexis y Pinilla - lanzado al centro- y vio como el palo le hacía el trabajo en el definitivo. Jara, que se había marcado en propia puerta en la primera parte, mandaba el balón al palo. Chile cayó sobre la lona de Belo Horizonte. Pero lo hizo con la cabeza muy alta y poniendo contra las cuerdas a la pentacampeona del mundo, que deberá mejorar bastante si quiere seguir pasando rondas.

1 (3). Brasil: Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Fernandinho (Ramires, m.71), Oscar (Willian, m.105); Hulk, Neymar y Fred (Jo, m.63).

Seleccionador: Luiz Felipe Scolari.

1 (2). Chile: Claudio Bravo; Gonzalo Jara, Francisco Silva y Gary Medel (José Rojas, m.107); Mauricio Isla, Arturo Vidal (Mauricio Pinilla, m.86), Marcelo Díaz, Charles Aránguiz y Eugenio Mena; Eduardo Vargas (Felipe Gutiérrez, m.55) y Alexis Sánchez.

Seleccionador: Jorge Sampaoli.

Goles: 1-0, m.18: Gonzalo Jara, en propia meta. 1-1, m.32: Alexis Sánchez.

Tanda de penaltis: 1-0: David Luiz. 1-0: Pinilla, para Julio César. 1-0: Willian, desviado. 1-0: Alexis Sánchez, para Julio César. 2-0: Marcelo. 2-1: Aranguiz. 2-1: Hulk, para Bravo. 2-2: Marcelo Díaz. 3-2: Neymar. 3-2: Gonzalo Jara, al poste y fuera.

Árbitro: El inglés Howard Webb mostró tarjeta amarilla a Hulk, Luiz Gustavo, Jo y Dani Alves en Brasil; y a Mena, Silva y Pinilla en Chile.

Incidencias: Encuentro de octavos de final disputado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte ante 57.714 espectadores.

 


http://www.quoners.es/debate/que-seleccion-crees-que-ganara-la-final