Publicado: 19.06.2014 21:52 |Actualizado: 19.06.2014 21:52

Brasil expulsará a los 85 aficionados chilenos que se colaron en Maracaná

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Uno de los principales lunares de este Mundial de Brasil está siendo el de la seguridad en sus sedes, especialmente en el estadio Maracaná. Ayer, alrededor de 200 aficionados chilenos consiguieron burlar las medidas de seguridad en su búsqueda de acceder al feudo carioca para presenciar el choque entre las dos 'Rojas'. Finalmente 85 de ellos fueron arrestados por invadir el emblemático estadio para poder asistir al España-Chile que allí se disputaba. Para ello, irrumpieron en la sala de prensa, que dejaron patas arriba.

Los hinchas, liberados por la madrugada, tienen ahora hasta el próximo domingo para abandonar el país carioca antes de ser expulsados de forma sumaria por haber violado el Estatuto del Extranjero, según un comunicado de la Policía Federal."Los datos de identidad de los chilenos fueron ingresados al sistema informático de inmigración de la Policía Federal junto con la advertencia del proceso, lo que impedirá que vuelvan a entrar a territorio nacional durante el Mundial en caso de que decidan regresar a Brasil", asegura el comunicado. Según la Policía Federal, entre los chilenos detenidos había un menor de edad, cuyo padre también fue notificado de la necesidad de salir de Brasil.

La notificación fue estampada tanto en el pasaporte como en la tarjeta de entrada, que es el documento que las autoridades de inmigración de Brasil le entregan en la aduana a turistas procedentes de Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, países cuyos ciudadanos pueden ingresar a territorio brasileño sin pasaporte. "Cualquier agente público, en el momento de conferir los documentos de los hinchas extranjeros involucrados en el incidente, sabrá hasta cuándo puede permanecer en Brasil. Si constatan que el plazo fue superado tienen que enviarlos a unidades de la Policía Federal para su deportación de forma sumaria", agrega la nota.

Los hinchas, que carecían de entrada para el partido, forzaron un cerco de seguridad e invadieron en estampida la sala de prensa del estadio en un intento de buscar una puerta de acceso a las gradas. La mayoría de los hinchas, vestidos con la camisa de la selección chilena, fue detenida dentro de la sala de prensa, en donde no halló vía de escape hacia las gradas y en donde terminó rindiéndose sin ofrecer resistencia. Los invasores rompieron un par de paneles para tratar de llegar al campo, al tiempo que tiraron por el suelo cámaras de televisión y material de la prensa presente en el recinto.

No es la primera vez que un suceso de este tipo tiene lugar en este Mundial, ya que el pasado sábado 15 de junio, en el partido que enfrentaban a Argentina y Bosnia Herzegovina también en Maracaná, un centenar de aficionados albicelestes logró acceder al recinto tras romper una valla, hecho que negaron la FIFA y el COL hasta que las imágenes les obligaron a dar una tibia explicación. Y todo esto sin que Brasil haya disputado aún ningún encuentro en su estadio fetiche.