Publicado: 16.08.2014 12:34 |Actualizado: 16.08.2014 12:34

Bronce para España en natación sincronizada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La pareja española de natación sincronizada que forman Ona Carbonell y Paula Klamburg consiguió alzarse con el bronce en la final del dúo libre en los Europeos de Berlín.

El oro fue para las grandes dominadoras de la sincronizada, las rusas Svetlana Kolesnichenko y Daria Korobova, y la plata para Ucrania, solo siete décimas por encima de las españolas. España había sido plata desde 2002, cuando Gemma Mengual y Paola Tirados alcanzaron el subcampeonato precisamente en Berlín, hasta esta competición, con la excepción del oro que logró Mengual junto a Andrea Fuentes en Eindhoven 2008.

Las españolas, que se lanzaron a la piscina en décima posición poco después de que lo hiciera la pareja rusa, realizaron un ejercicio dedicado al paso del tiempo con la canción Tempus Fugit de Antonio Niebla. Ona y Paula, ataviadas con unos bañadores blancos y azules que representaban un reloj que ellas mismas habían diseñado, consiguieron una puntuación de 92,16 en la rutina libre, quedándose a solo siete décimas de la pareja ucraniana y a casi cuatro puntos de las rusas. Junto con el 89,06 de la rutina técnica, consiguieron una puntuación combinada de 181,2.

Las primeras favoritas en tirarse al agua, en octavo lugar, fueron las grandes dominadoras, la pareja rusa que forman Svetlana Kolesnichenko y Daria Korobova. Presentaron la misma rutina que les valió el oro en el Mundial de Barcelona con un cambio en la composición, al reservar a su solista Svetlana Romashina.

Ataviadas con bañadores representando una guitarra, la pareja rusa deleitó al público con un difícil ejercicio al ritmo de música heavy metal con cambios de ritmo. Consiguieron una puntuación de 96,1 que, unida al 91,93 de la rutina técnica, superó en la combinada en más de seis puntos a Ucrania y a España.

Por su parte, la plata fue para las principales rivales de España, las ucranianas Anna Voloshyna y Lolita Ananasova, que saltaron últimas a la piscina, poco después de que lo hicieran las españolas y que realizaron un ejercicio con la música de la banda sonora de la película Hansel y Gretel, Cazadores de Brujas. Con una puntuación de 92,9 en la rutina libre y 181,84 en la combinada, lograron la plata por siete décimas.