Público
Público

La caída del petróleo asfixia al basket ruso

Cinco equipos tienen problemas de liquidez por su vinculación con petroleras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los dólares en el baloncesto ruso siempre van acompañados de comodidades. Desde que aterrizó en Moscú en septiembre, el Khimki asignó a Jorge Garbajosa (tres millones de euros netos por temporada) un chófer a su disposición durante las 24 horas, una empleada del hogar que habla español y un piso en una de las zonas selectas de la capital. Garbajosa, como Delfino, el fichaje de los cuatro millones de euros netos por año, y el resto del equipo se desplazan por Rusia con un jet privado y con un chárter exclusivo, de mayor tamaño, para los viajes de la Euroliga.

Sin embargo, aunque Victor Bychkov, uno de los responsables del club, asegura que la crisis económica no ha afectado al Khimki, el gesto de Delfino, el pasado martes en el partido de la Copa ULEB, pone en duda el discurso de Bychkov. El argentino se negó a jugar los dos últimos cuartos en protesta por el impago del club de la nómina del último mes, exteriorizando así los problemas de liquidez que sufre el Khimki. Con un estadio -el Novator- que cuenta con un pírrico aforo de 3.500 espectadores, sus fuentes de ingresos provienen de la empresa Masshtab, ligada a la construcción, de subvenciones públicas del Gobierno de la región de Moscú y de cuatro patrocinadores medianos. Ésa es la versión oficial. Pero los actuales problemas económicos del Khimki ponen en duda tanta solvencia.

CSKA y el Khimki, de Garbajosa, adeudan la nómina del último mes

Aunque el actual club de Garbajosa niega cualquier vinculación de financiación con empresas petrolíferas, lo cierto es que el Khimki está sufriendo los mismos problemas de liquidez que CSKA y Dinamo de Moscu, Triumph y CSK VVS. Muchos de estos clubes han realizado grandes fichajes financiados por los petrodólares de empresas como Sifneft, la petrolera de Abramovich, que están sufriendo importantes pérdidas por la constante caída del precio del crudo que está teniendo un efecto devastador sobre la cotización del rublo. 'Los problemas económicos de los equipos se multiplican porque los contratos que firman con los jugadores son en dólares pero sus acuerdos de patrocinio están hechos en rublos', aseguran en ballineurope.com, una web especializada en la actualidad del baloncesto ruso.

Mientras que Andrey Vatutin, dirigente del CSKA, asegura que el impago de la nómina del último mes se solucionará en los próximos días ante el compromiso de Norilsk Nickel, el principal patrocinador del club, de cumplir con sus obligaciones financieras, su equipo femenino se ha retirado de la Euroliga por falta de fondos.

Los clubes cobran sus patrocinios en rublos y pagan las fichas en dólares

'Encontrar nuevos patrocinadores es prácticamente imposible. En el CSKA militan jugadoras con sueldos muy altos que son muy difíciles de cubrir', desveló el martes Serguéi Chernov, presidente de la federación rusa. Desde que el pasado 2 de noviembre, Maria Stepanova, la principal estrella del CSKA, recolocó su ficha de 800.000 dólares anuales en el Ekaterimburgo, Roman Abramovich ha decidido desacelerar sus inversiones en el equipo del Ejército Rojo. Su primera decisión ha sido congelar cualquier aportación que supere los 6 millones de euros en los que se cifra el presupuesto del equipo femenino.

Tras la marcha de Stepanova, Hammon o Douglas buscan nuevo equipo, mientras la FIBA ha dejado en blanco su historial en Europa.