Publicado: 18.02.2014 12:29 |Actualizado: 18.02.2014 12:29

Una caída, la única mancha de Lucas Eguibar en sus primeros Juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El snowboard español está demostrando en Sochi que sigue creciendo año tras año y Juegos tras Juegos. Este martes, el guipuzcoano Lucas Eguibar, campeón del mundo júnior de 'boardercross', se vio apartado de la gloria por una desafortunada caída en las semifinales pero terminó en un meritorio séptimo puesto en la prueba de esa disciplina de snowboard, celebrada en el Extreme Park de Rosa Khutor.

Eguibar, que acaba de cumplir veinte años y que en enero fue segundo en la prueba de la Copa del Mundo que se disputó en Vallnord (Andorra), se cayó en la semifinal, por lo que al no entrar en la Gran final, reservada a los mejores seis, se tuvo que conformar con disputar la final de consolación, que dilucidaba los puestos del séptimo al duodécimo.

Esa caída le apartó de una final en la que seguramente habría optado a disputar una de las medallas. Y es que 'Luki', debutante en unos Juegos Olímpicos, había acabado en primera posición en las rondas de octavos y de cuartos. Y en la final pequeña -que no pudo disputar el italiano Omar Visintin, lesionado en la semifinal y que salió del circuito en camilla-, también demostró su valía y ganó al resto de sus oponentes con una clara ventaja. Desde el primer tercio del recorrido, Eguibar se colocó primero y fue ganando distancia hasta pasar la línea de meta como ganador destacado, lo que le valió la séptima plaza final y un diploma olímpico en su primer participación.

Eguibar se lamentó profundamente de la caída sufrida, ya que aseguró que "viendo lo rápido" que iba, igual hubiese "rascado una medalla". "Creo que la gente tendría que mirar lo que pudo haber sido, porque tenía el físico para estar adelante. Llegaba muy bien de forma a las bajadas, que requerían un físico increíble. Y creo que con eso se tenía que quedar la gente", comentó el donostiarra.

"Viendo la final y sabiendo lo rápido que iba, igual hubiera podido rascar una medalla""He tenido una caída. Me toqué con el canadiense (Kevin Hill) y eso es lo que ha pasado. Quitando eso, el resto de las rondas he bajado de una forma increíble. Ahora en la final (pequeña, que decidía los puestos del séptimo al duodécimo) también", explicó a Efe Eguibar. "Estoy muy contento, porque no estoy al cien por cien, por culpa del talón. Me dolía por la mañana y aún me duele algo", precisó el 'rider' vasco.

"Nunca se sabe, pero viendo la final y sabiendo lo rápido que iba, igual hubiera podido rascar una medalla. Ahora no se puede decir nada, me pasó esto y no hay nada que decir", declaró. "Estoy contento por dónde he llegado. Ayer no me veía llegando aquí", manifestó 'Luki', que logró en la espectacular prueba de snowboard el segundo mejor puesto de toda la delegación española en los Juegos de Sochi, después del cuarto logrado por Javier Fernández en la individual de patinaje artístico; y la mejor de entre los representantes de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI).

Eguibar valoró la labor de su técnico, el catalán Israel Planas, que dirige el grupo en el que también están el ceutí de la federación andaluza Regino Hernández y el cántabro Laro Herrero. "Espero que se den cuenta en la federación de que estamos adelante. Y que nos ayuden más. Con la edad que tenemos, todo esto que hemos ido consiguiendo es algo increíble", comentó.

Eguibar, que el año pasado fue tercero en la Copa del Mundo de Arosa (Suiza) y que en Sochi debutaba en una cita olímpica, ya mira a los Juegos de PyeongChang (Corea del Sur), dentro de cuatro años, pero lo hace con prudencia. "Hay que ir poco a poco. Y esperar que no haya lesiones, porque en este deporte hay muchas. Quiero seguir mejorando día a día", indicó el guipuzcoano, que explicó cómo fue la caída que le privó hoy de jugarse en el parque extremo del Cáucaso las medallas en la final de los mejores seis.

Mientras, el francés Pierre Vaultier se proclamó campeón olímpico. Vaultier, de 26 años, ganó la Gran final, reservada a los mejores seis, y se colgó al pecho el oro, tras relegar a la segunda posición al ruso Nikolay Olyunin. El francés sucede en el historial olímpico de la prueba al estadounidense Seth Wescott, que capturó oros en las dos primeras competiciones de boardercross en Juegos, las de Turín'06 (Italia) y Vancouver'10 (Canadá). Tercero y medallista de bronce fue el estadounidense Alex Deibold.