Público
Público

El Calderón pide la cabeza de Javier Aguirre

"Duele que la gente se vuelque en mi contra, pero la verdad es que les asiste la razón", asume el técnico del Atlético de Madrid.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El entrenador del Atlético de Madrid, Javier Aguirre, reconoció su enfado tras la derrota cosechada en su estadio ante el Athletic Club (2-3) y dijo que 'duele' que la gente se vuelque su contra, aunque admitió que lo hacen con toda la razón.

'Duele que el equipo no haya dado buena imagen, que la gente se vuelque contra mí y contra los jugadores, y la verdad es que les asiste la razón', indicó el técnico mexicano, que achacó los goles del conjunto vasco a fallos propios.

'Fuimos víctimas de nuestros propios errores, de nuestra precipiación y de nuestros nervios. El gol del empate nos hizo mucho daño. Estábamos cómodos en el campo, controlando el juego a pesar de que no estuviéramos bien, pero ese gol no estaba previsto', dijo.

'El 1-1 dejó al vestuario tocado y esto se vio en la segunda parte, cuando encajamos otros dos goles. El segundo gol llegó pronto, y después el tercero y la expulsión de Maniche convirtieron este partido en un día horrible', apuntó el 'vasco' Aguirre.

Pero, a pesar de la derrota, el preparador de los colchoneros aseguró que siguen siendo los mismos del mes de diciembre. 'Nos cuesta reaccionar y reconocernos a nosotros mismos. Somos los de diciembre, los que están en la 'Champions', pero las tres derrotas seguidas han creado un clima de duda y de irritación que al final nos acaba contagiando', señaló.

Aún así, el entrenador mexicano dijo que ha 'pedido tranquilidad al vestuario'. 'Tenemos que analizar lo que se está haciendo mal, sacar lo que se pueda rescatar de los últimosT partidos y recuperar cuando antes el ritmo de puntos y de victorias', manifestó.

Por último, Aguirre se mostró objetivo y sincero, pero no perdió la esperanza y dejó claro que están 'en un momento crítico', pero que no deben hundirse. 'Hemos dado dos pasos atrás terroríficos, pero aún no está todo perdido. Ahora tenemos que buscar soluciones y seguir adelante', terminó.