Público
Público

Dos caminos llevan a Primera

Elche y Granada, con estilos opuestos, se juegan hoy el ascenso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Este es el partido de nuestra vida', dice Fabri, 56 años, entrenador del Granada y 26 equipos en su currículum, la mayoría de Segunda División B incluidos cuatro en Portugal, algunos de Segunda y una experiencia efímera en Primera con el Logroñés en 1994. Hoy ante el Elche tiene la oportunidad de alcanzar su mayor éxito como técnico después de más de dos décadas en los banquillos. Hace dos temporadas, cuando fue destituido del Cartagena con el equipo en puestos de ascenso, Fabri estaba decidido a dejar la profesión de entrenador.

'El fútbol tiene que premiarle con el ascenso', dice un empleado del Granada, que también desmiente que sea un entrenador chapado a la antigua: 'En verano, durante sus vacaciones, imparte clases de táctica y se preocupa por estar a la última'. Con todo, Fabri no pudo ocultar ayer sus nervios ante los medios granadinos a los que cuestionó sus preguntas sobre los penaltis fallados por su equipo ante el Celta y el Elche y a los que también acusó de no remar a favor del club: ' No me acuerdo de que hayamos fallado penaltis, tenemos que ir con la mochila vacía de cargas emocionales. ¿De qué equipo son ustedes o es que son infiltrados?'.

Las palabras de Fabri también dibujaron el escenario creado desde uno y otro equipo. El Granada se autoerige como el defensor del fútbol limpio. 'No vamos a jugar contra un banda de boy scouts', dijo Fabri del Elche, al que ya en la previa del partido de ida tachó de 'equipo marrullero' y al que ayer advirtió: 'No han ganado nada y ya han montado una fiesta, tienen el agua en el prado y tienen que sacarla'. 'Son el antifútbol', apostilla Dani Benítez

En el otro banquillo se sienta Bordalás, 46 años y también una carrera como técnico escrita en los campos de Segunda B. ' El míster es un currante, nos da mucha información sobre el rival', asegura Edu Albácar, el lateral zurdo que deslumbró con sus dos goles de falta ante el Valladolid, aunque reconoce que era la primera vez que conseguía convertir un libre directo con el exterior: 'Me fijaba en Roberto Carlos para ese tipo de golpeo, pero nunca me habían entrado'.

Esa fama de técnico 'currante' de Bordalás la acreditan los miles de kilómetros que se hace en coche para seguir a los rivales siempre que puede. 'Hay una frase suya que nos llega mucho. Nos dice que juguemos por nuestras familias porque sabe que casi todos, como él, venimos de la Segunda B, donde no se gana mucho dinero', cuenta Albácar, que no responde a las acusaciones sobre el juego de su equipo que hacen desde Granada: 'No hacemos ni caso'. Los altercados ocurridos en Granada el autobús del Elche fue apedreado y perdieron el vuelo de regreso, prevén un partido tenso en la grada y en la hierba. 200 agentes velarán por la seguridad.