Publicado: 01.12.2016 18:40 |Actualizado: 02.12.2016 07:00

El Camp Nou aguarda el regreso
de Messi al gol en el Clásico

El argentino lleva una sequía de cinco partidos sin marcarle al Real Madrid. El último lo hizo el 23 de marzo de 2014. Sin embargo, llega al choque en racha. Ha anotado 9 dianas en Liga y otras tantas en Champions en lo que va de temporada.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Messi aplaude a los hinchas del Barcelona en el último encuentro de Champions ante el Celtic. /EFE

Messi aplaude a los hinchas del Barcelona en el último encuentro de Champions ante el Celtic. /EFE

MADRID.- El barcelonismo espera a Messi. Y Messi tiene en el punto de mira el Clásico. No es para menos. El argentino lleva cinco partidos contra el Real Madrid sin anotar un solo gol. En concreto, el sábado hará dos años, ocho meses y nueve días. Y eso es mucho tiempo para el jugador que más veces ha perforado la portería blanca en los clásicos. Hasta 21 goles cuenta en su haber el fenómeno azulgrana en los 32 duelos que ha disputado hasta la fecha contra Real Madrid.

Pero los delanteros viven de rachas y la de Messi se ha parado en seco en los últimos tiempos contra el eterno rival. Precisamente, el Barcelona acude al choque en uno de los momentos más delicados de la temporada. A los dos empates seguidos en Liga contra el Málaga y la Real Sociedad se ha unido las tablas ante el Hércules en la Copa. Los de Luis Enrique se encuentran ya a seis puntos del líder, el Real Madrid, y no quieren salir del Clásico viendo cómo la diferencia se amplía a nueve. 



El Barcelona, como se ha demostrado esta temporada, sigue dependiendo de los goles del argentino y confía en que sea este sábado cuando rompa la sequía que le liga últimamente a los partidos contra el Madrid. Hay que remontarse a la época del 'Tata' Martino para recordar el último gol del rosarino. Fue en la jornada 29 de la Liga 2013-14 en un partido en el que hizo un brillante 'hat trick'. en el Santiago Bernabéu (3-4). 

Luis Enrique no ha visto marcar a Messi ante el Real Madrid

A partir de ahí, un erial de cara a portería. Es más, no sabe lo que es marcar un gol al Real Madrid desde que juega a las órdenes de Luis Enrique Martínez. En aquella temporada 2013/14 hubo final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Real Madrid en Mestalla en la que se impusieron los blancos por 1-2. Fue la quedará para la recuerdo por la galopada de Gareth Bale ante Marc Bartra. Precisamente, el defensa fue el autor del gol azulgrana

Aquella temporada, se cerraría con la final de la Copa del Rey disputada en Mestalla y en la que el Barça caería por 1-2. El tanto del conjunto catalán no fue de leo sino de Bartra.
En los cuatro duelos ligueros de las temporadas 2014-15 y 2015-16, ya con Luis Enrique en el banquillo del Barcelona, Messi tampoco marcó. En el primero, Neymar fue el autor del tanto del honor en el Bernabéu (3-1) y, en el segundo, el Barça ganó en el Camp Nou (2-1), con goles de Mathieu y Luis Suárez.

La pasada campaña, Messi tampoco pudo contribuir, con goles, a la última exhibición del Barça en el Bernabéu (0-4). Recién salido de una lesión, solo participó en la recta final de un partido en el que Luis Suárez (2), Neymar e Iniesta fueron los realizadores. Y en el último clásico, Messi tampoco encontró el premio del gol. Fue Piqué el que anotó el tanto en la derrota azulgrana en el Camp Nou (1-2).

Llega en un gran estado de forma

Pero esa es la estadística. El momento actual indica que Messi afronta el partido del sábado en un buen momento de forma y el barcelonismo confía ciegamente en su estandarte. Precisamente fue el autor del único gol que logró su equipo en el mal partido en Anoeta. En la campaña ya lleva nueve goles en la Liga y otros tanto en la Champions. Y es el miembro del tridente que más afinado está en lo que llevamos de temporada. Neymar lleva siete partidos sin ver puerta y todavía no se ha estrenado en Liga en el Camp Nou mientras que Luis Suárez lleva ocho en Liga y 2 en Champions.

Y de fondo aparece el enésimo enfrentamiento que sostendrá con Cristiano Ronaldo en la pugna que ambos mantienen año tras año por ser reconocidos como los mejores jugadores del mundo. El clásico será, de nuevo, un escaparate perfecto para observar un duelo directo entre los favoritos, una vez más, a alzarse con el Balón de Oro.

Desde el año 2008 se reparten solo ellos el galardón más codiciado a nivel individual en el mundo del fútbol. Los méritos de cada uno a lo largo de todo el curso están ahí, al igual que los títulos. Pero el Clásico será el último gran referente para los periodistas que tendrán que decantarse por uno o por otro.