Publicado: 12.05.2014 12:17 |Actualizado: 12.05.2014 12:17

El Camp Nou vivirá la tercera final por la Liga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El destino quiso que el Barcelona y el Atlético de Madrid se tuvieran que enfrentar en la última jornada de Liga y los resultados han deparado que ambos se disputen el título de Liga en el Camp Nou el sábado a las 18 horas. Toda una final por la Liga que, pese a su rareza, cuenta con dos precedentes en la historia del campeonato doméstico español. En esas dos ocasiones además estuvieron el Atlético y el Barcelona como implicados. El tercer equipo en discordia fue el Sevilla.

La primera se produjo en la temporada 1945-46, cuando el Barcelona recibió en la vigésimo sexta jornada y última al Sevilla en Les Corts. Los hispalenses sumaban 35 puntos y el Barcelona uno menos. El empate (1-1) le dio su primera y única Liga al Sevilla. La segunda ocasión tuvo como protagonista nuevamente a los sevillistas y al Atlético de Madrid. Fue en el final de la temporada 1950-51. Llegaron los atléticos con 39 puntos, dos más que el Sevilla y la igualada le dio el título a los colchoneros.

En la campaña 1945-46, el Sevilla dio la sorpresa en Les Corts. El Barcelona, entrenado por José Samitier, defendía el título. Llegó a la última jornada con la obligación de conseguir una victoria que le diera el título liguero. Su rival tenía suficiente con un empate. En el partido de la primera vuelta, el Barça ganó en Sevilla (2-3) y el optimismo era moderado en Les Corts, que se engalanó para la ocasión. Se adelantó Araujo por el Sevilla a los siete minutos y a partir de entonces, el partido fue un monólogo de los catalanes, quienes empataron a media hora para el final, pero no pudieron llevarse ni la victoria ni el campeonato.

Cinco años más tarde, se repitió un escenario similar. Sevilla y Atlético de Madrid llegaron al último partido en Nervión con opciones al título. Los atléticos, entrenados por Helenio Herrera, tenían dos puntos más que el Sevilla, de Guillermo Campanal, y les valía el empate para llevarse el título.

Disputado en plena Feria de Abril en Sevilla, el partido finalizó con 1-1, tantos de Doménech y de Ben Barek. Los locales se quejaron por la anulación de un gol marcado por Araujo que inicialmente dio por válido el colegiado Azón. El partido del próximo sábado será, por lo tanto, la tercera final en las 85 ediciones del torneo. El Barça juega en casa y necesita ganar para conquistar la Liga; al Atlético le basta con un empate para llevarse el título.