Público
Público

El campeón se rearma para recibir al líder

El Barça recupera a todos sus lesionados para intentar romper ante el Valencia su mal inicio como local

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El campeón recibe al líder, un Valencia más crecido que nunca y sin miedo de asaltar el Camp Nou. Completará así una jornada agitada para los socios que arrancará, de buena mañana, con la asamblea de compromisarios.

'Vendrán a buscarnos', advierte Guardiola sobre el rival. Coincide con su homólogo valencianista, Unai Emery: 'No es un farol, vamos a Barcelona con la intención de ganar'. Para impedirlo, de todos modos, el conjunto azulgrana cuenta al fin con todos sus efectivos. Xavi, mejor de su tendinopatía en el tendón de Aquiles; Pedro, recuperado antes de tiempo de su rotura en el bíceps femoral de la pierna izquierda; Adriano, que ha superado su rotura fibrilar en el abductor derecho; Villa, al cual finalmente no le impedirán jugar sus molestias en el tendón rotuliano y también Gabi Milito, aquejado desde el miércoles de unas molestias en el aductor. 'Todos entran en la lista. Los fisioterapetutas han hecho un muy buen trabajo', zanjó el técnico azulgrana.

Pedro y Xavi todavía no han recibido el alta médica pero completarán una convocatoria con todos, los 19, jugadores del primer equipo y Thiago Alcántara, del filial. Dos de ellos verán el partido desde la grada. Antes de saltar al césped, Xavi tendrá la última palabra sobre si está o no para jugar. 'Lo que prevalece es el estado del futbolista. Sólo él sabe cómo está. Escucharemos a los médicos y sabemos que él quiere jugar, pero lo que marcará es lo que nos responda cuando le preguntemos: ¿Xavi, cómo estás?'.

'Vamos a Barcelona con la intención de ganar'

Pese al rearme del campeón para mejorar su mal inicio liguero en casa, donde ha perdido ante el Hércules, ha ganado al Sporting y empató ante el Mallorca hace dos semanas, hasta última hora no se desvelará qué once inicial presentará Guardiola. Dependerá de las sensaciones de los recién recuperados.

Sacado del terreno deportivo, el técnico azulgrana prefiere ser muy cauto en sus declaraciones. No quiso valorar las disputas entre el ex presidente Joan Laporta y el actual mandatario, Sandro Rosell, sobre las cuentas del club, que se debatirán de nuevo en la asamblea: 'Ambas juntas me han cuidado siempre mucho. Sólo espero que con la asamblea todo este conflicto se dé por acabado'.