Publicado: 20.11.2013 13:57 |Actualizado: 20.11.2013 13:57

La cantera traiciona a Florentino

El abandono del Castilla, colista de Segunda, contradice la prometida apuesta del presidente por las categorías inferiores. El club destituye a Toril tras arrebatarle a sus mejores jugadores. Buyo, Sandro y Santisteban analizan la situaci&oac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No todo en el Real Madrid se reduce a los goles de Cristiano, al sustituto de Khedira o a la renovación de Xabi Alonso. Hay algo menos popular pero no menos impactante como lo es la clasificación del Castilla para Florentino Pérez, defensor a ultranza de la cantera. Último clasificado de Segunda, a nueve puntos de la salvación, la última 'hazaña' del filial ha sido la de perder 6-0 en Eibar, lo que ya no se sabe si obedece al abandono de sus dirigentes o a la desmotivación de los futbolistas.

Ante tal situación, el club ha optado por la decisión más fácil, destituir al técnico Alberto Toril, el hombre que logró ascender al filial madridista hasta la categoría de plata del fútbol español. El año pasado, incluso, fue el mejor filial de Segunda y se convirtió en el conjunto más goleador. A Toril le han ofrecido para contentarle ser el director de formación de la cantera. Su puesto lo ocupará el hasta ahora técnico del Madrid C, José Manuel Díaz.

El debate alcanza a madridistas como Sandro, exjugador del club que fue uno de los símbolos de la cantera en la época de Valdano. "Yo no hablaría de desmotivación de los jugadores, porque entonces estaríamos desmotivados siempre. Cualquiera de los que están ahora en el filial, sabe que es muy difícil jugar e, incluso, debutar en el Madrid como lo sabíamos en mi época", asegura a Público. "Yo llegué al club en 1990 y en 1994, cuando ascendí al primer equipo, ya empezó la 'Ley Bosman' que redujo las posibilidades de la cantera. Desde entonces, nos curamos diciendo que el mundo no se acaba en el Madrid, pero, claro, eso también hay que ganárselo. Si no demuestras lo que vales en el Castilla, ¿cómo vas a fichar por otro equipo?"

La realidad es que la situación del Castilla es casi tétrica en Segunda. Siendo unos chavales, los jugadores se han acostumbrado a pedir perdón por sus malas actuaciones a través de las redes sociales. Y ahora ha caído Toril, el entrenador que el año pasado salió tan reforzado de sus disputas con Mourinho. Una crónica infeliz en un imperio como Valdebebas, la famosa Fábrica inaugurada para triunfar el 30 de septiembre de 2005 por Florentino Pérez y que, sin embargo, ahora se asoma al abismo.

Buyo: "Hay gente que piensa más en sus intereses personales que en las necesidades reales de la cantera""Claro que esto no se corresponde a un equipo del potencial del Madrid", reconoce a Público Paco Buyo, exportero del club, socio y entrenador de los juveniles durante cuatro años. "Pero yo lo interpreto como una consecuencia de lo que pasa en el club. No quiero señalar a nadie, porque ellos saben quienes son. Pero ahora mismo hay gente que piensa más en sus intereses personales que en las necesidades reales de la cantera. Por eso yo exigiría responsabilidades ya mismo a los que han hecho esto. La primera pregunta que deberían responder es porque han dejado marchar a jugadores, que tenían nivel para el Castilla, y han fichado a otros que probablemente no lo tengan". Buyo admite que es una pregunta molesta, "pero realista". "Los primeros que saben que llevo razón son los que lo han permitido esto, pero..."

Santisteban: "No es fácil renovar a un equipo filial. No es fácil que se vayan Jese, Morata..., y entren otros que todavía no tienen su nivel""Yo quizá no sería tan drástico", señala Juan Santisteban, que atesora una experiencia de treinta años en el Madrid, ocho de ellos como entrenador del Castilla. "Yo quisiera apelar a una cuestión de tiempo, a pensar que no todo está perdido y a que el equipo debe reaccionar. En mi época, yo pasé por situaciones de este tipo. No es fácil renovar a un equipo filial. No es fácil que se vayan Jese, Morata..., y entren otros que todavía no tienen su nivel y a los que es lógico que al principio asuste lo que representa esa camiseta o ese escudo".

"En mi época, yo siempre justificaba que 'son casi niños', pedía tiempo para ellos y, al final, el tiempo casi siempre me daba la razón. No se trata de disculpar a nadie ni de exagerar nada, pero esto siempre fue así. Me acuerdo, por ejemplo, del inicio de Pardeza, que luego fue un jugador tan importante. Sin embargo, en el Castilla no fue llegar y besar el santo para él, y es lógico, porque estas cosas cuestan", argumenta.

Santisteban recuerda que en su época también existía impaciencia. "Los malos resultados nunca se han aceptado con facilidad en el fútbol". Algo que Sandro constata. "Porque un club como el Madrid no se concibe sin exigencias. El mero hecho de ver el escudo te motiva para ganar. Pero también hay que admitir que no siempre es posible y que si este año el Castilla desciende a Segunda B, no sería la primera vez que pasa. Ha pasado otras veces y, al final, el Madrid siempre ha salido adelante. En realidad, es ley de vida".

Buyo quiere pensar que aún existen soluciones. "Todavía estamos a tiempo de tomar medidas que no sé si pasan por el fichaje de otros jugadores o no. Hay unos responsables que deben encargarse de eso". Santisteban apela a la esperanza. "No hay derrota que sea ninguna deshonra. Ni siquiera el 6-0 de Eibar. En el fútbol hay tres posibilidades: ganar, perder o empatar. Pero lo que hace falta ver es si la hornada de ahora vale para el Castilla. Es algo que se sabrá muy pronto".

El caso es que la cantera del Madrid, más que nunca, está bajo sospecha. Si desciende el Castilla a Segunda B, el equipo C bajará automáticamente a Tercera. Y eso claro que es un problema en un club, donde Sandro sabe que ahora, incluso, es más difícil que en su época llegar al primer equipo. "Mira la calidad que tienen Jesé o Morata y apenas juegan". Pero ni siquiera eso menosprecia su importancia. Máxime al recordar que, desde 2009, desde que volvió Florentino a la presidencia, el Madrid ha ingresado más de 45 millones de euros con el traspaso de chavales de la cantera (Joselu, Sarabia, Marcos Alonso, Juan Carlos...) a otros clubes, donde la vida continúa. Aunque, lógicamente, todo eso será más fácil cuánto más competitivo sea el Castilla. Y no como ahora que se asoma a lo peor..., sin oponer resistencia por el momento. ¿Cómo iba imaginar esto Flortentino? Ni en sus peores sueños.