Publicado: 13.01.2016 18:00 |Actualizado: 13.01.2016 18:07

Carlos Sainz, gafado en el Dakar, entierra sus opciones tras sufrir un problema con la caja de cambios 

El piloto español, que partía como líder en la categoría de coches, se quedó tirado a
solo 31 kilómetros de la meta de la décima etapa del rally. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Carlos Sainz durante la novena etapa, en la que había logrado el liderato del Dakar. /EFE

Carlos Sainz durante la novena etapa, en la que había logrado el liderato del Dakar. /EFE

LA RIOJA (ARGENTINA).- El español Carlos Sainz, que el martes había asumido el liderato de la prueba de coches en el Dakar, ha tenido un problema en la pieza que se ubica entre la caja de cambios y el motor durante la décima etapa, y ha echado por tierra cualquier opción para lograr la victoria final del rally.

En el kilómetro 213, apenas a 31 de la nueva meta establecida para este miércoles, el madrileño tuvo una jornada complicada además de este serio desperfecto mecánico luego de perder un punto de paso, sufrir un pinchazo y haberse quedado clavado en la arena.



Después de dos triunfos consecutivos de etapa, el Peugeot DKR2008 del español, de 53 años, tuvo un comienzo difícil en esta jornada en la que abría pista en una ruta que unía las ciudades argentinas de Belén y La Rioja.

"Carlos se encuentra esperando la asistencia, que con esta partida del 'Súper Fiambalá' se encuentra varios kilómetros por detrás, justo detrás de Sebastien Loeb", explicaron desde el equipo Peugeot Sport.

La otra alternativa para que el auto de los españoles Sainz-Cruz complete los 31 kilómetros hasta la meta es esperar por un acarreo del francés Romain Dumas.

La única certeza es que este contratiempo mecánico dejará al español, ganador de esta prueba en 2010, sin posibilidades en esta edición para sumar su segunda corona en el Dakar.

Tanto Juajo Lacalle, su representante, como su hijo Carlos Sainz Junior lamentaron en sus respectivas cuentas de Twitter este inconveniente del 'Matador' y se aventuraron con un posible abandono.

La crecida de un río había obligado este miércoles a la organización a acortar la especial de hoy a 244 de los 278 establecidos en la hoja de ruta inicial.

El infortunio de Sainz lo ha aprovechado el francés Stéphane Peterhansel, que ha dado un paso de gigante para adjudicarse su duodécima victoria en el Rally Dakar después de imponerse en la categoría de coches en esta décima etapa. Además, el catarí Nasser Al Attityah (Mini) también ha tenido una mala jornada y ha cedido mucho tiempo.