Público
Público

La carrera del twitter'

Los muros de Márquez y Terol establecen nuevos códigos de mensajes cortos para resolver el título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Esta vez me guiaré por la pizarra'. Lo suelta Marc Márquez con un tono de obediencia. Casi de obligación extrema frente a la rebeldía de otros días ante los mensajes expuestos desde el muro. Sin ir más lejos, hace una semana, cuando el de Cervera pasó de los caracteres que le mostraba Alzamora en Estoril. Primero, no quiso ver el 'P3 (puesto 3) OK', tras firmar 13 puestos de remontada. Después, tampoco se conformó con el 'P2 OK'. Mañana, con el título mundial en juego, las licencias a la pizarra ni se contemplan. 'Marc sabe que en esta carrera la estrategia es tan importante como las sensaciones', indican desde el box del equipo Ajo-Repsol.

En ese particular twitter se dirimirá mañana el campeonato del mundo de 125 cc. Mensajes reducidos apenas a una decena de caracteres. Un lenguaje de códigos y siglas entre los que Márquez, que hoy sumó su duodécima pole del año, y Terol cerrarán una pugna desigual desde los puntos. Ante la dificultad de la empresa, el más activo en el intercambio de noticias será el muro del alicantino. Allí estará Adrián Vila, el mecánico que le ha mostrado la pizarra durante toda la temporada, con quien Nico ha ideado un nuevo código para la carrera de Cheste. El protagonista de este flujo de información será Márquez, contrariamente a lo que sucede en el resto de grandes premios, cuando los mensajes sirven para informar a cada piloto de su posición y tiempo. 'Nico tiene que saber en todo momento lo que está haciendo Marc. Si va por detrás, en qué puesto está. Si se ha caído, si está teniendo problemas', explica Vila. Las indicaciones se irán sucediendo en un tono naranja reflectante a lo largo de cada giro en busca de la contraseña mágica '93 P9 L1' (Márquez ocupa la novena posición en la última vuelta)

Alzamora promete también actividad en el contratwitter. 'Hay que tenerlo informado y tranquilo', incide. Alzamora habla por propia experiencia. Quiere aislar a Marc del juego de emboscadas en el que él cayó en 1999, en aquella última carrera en Buenos Aires, cuando estuvo a punto de irse al suelo ante los ataques suicidas y empujones de Melandri, que frenó su escapada para esperar la llegada de Alzamora y desquiciarlo.

'No se puede repetir una situación así', repite Alzamora, quien ha vacunado con tranquilidad a Márquez ante las trampas que esconde la historia de Cheste como escenario decisivo en la lucha por el título. En 2006, aparece el episodio más famoso. Cuando Rossise cayó en la quinta vuelta, durante la trazada de la curva Doohan, sirviendo el campeonato de MotoGP a Hayden, sin opciones tras su fiasco en Portugal. Sin embargo, Cheste encierra otros finales de infarto. En 2007, Talmacsi arrebató el título a Faubel; Luthi, a Kallio en 2005 y Vicent a Poggiali, en 2002. Todos ellos en 125 cc, sin caídas de por medio.

El factor que coronó a Champi Herreros campeón de 80 cc, por el accidente de Oettl durante la última carrera de 1989 disputada en Brno.

DISPLAY CONNECTORS, SL.