Publicado: 31.08.2015 16:09 |Actualizado: 31.08.2015 16:09

Casillas, de vuelta a Madrid: "Ahora estoy feliz y se me nota en la cara"

El portero, en un acto promocional en Leganés, asegura que salió del Real Madrid porque "necesitaba respirar" y se muestra encantado con su vida en Oporto. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Iker Casillas durante el acto promocional en Leganés este lunes.

Iker Casillas durante el acto promocional en Leganés este lunes.

LEGANÉS.- El capitán de la selección española de fútbol y guardameta del Oporto, Iker Casillas, ha asegurado sobre su equipo que "ojalá llegue a la final de la Liga de Campeones de San Siro y se enfrente al Real Madrid", un duelo que reconoce que será complicado para su nuevo equipo, donde se encuentra "muy feliz", mientras que ve "muy bien" a los blancos tras su inicio.

En un acto en un centro comercial de Leganés, en lo que supone su primer regreso a Madrid tras su turbulenta salida en julio rumbo a Oporto, Casillas ha reconocido que su nuevo club "quizás no puede competir con los grandes equipos de Europa" en la Liga de Campeones, ante lo que competirán "lo mejor posible" para continuar hacia adelante tras un sorteo en el que "ya hay bastante morbo" con su enfrentamiento con el Chelsea de José Mourinho.



"Hay que intentar asegurar una de esas dos plazas, pero es verdad que el sorteo ha deparado cierto rollo para la gente, también con el regreso de Ángel Di María (al Santiago Bernabéu). Hay partidos difíciles ante el Chelsea pero hay que conseguir grandes retos", valoró el guardameta mostoleño.

Sobre su exequipo reconoció que lo ve "muy bien" tras haberse "reforzado bien" con "jugadores interesantes" que suben el nivel de un equipo que ve con buenos ojos y sobre el que quita hierro por el empate en El Molinón porque "después de solo dos jornadas no hay que volverse loco".

"El otro día empezamos empatando con el Sporting, y fue un poco por el acoplamiento, pero el equipo jugó bastante bien y ojalá siga como el sábado para competir igual de bien que el año pasado", repasó el exmadridista sobre el inicio del equipo.

"El Oporto era una ilusión que tenía que meterme dentro"

Ya en el plano personal, confesó que se ve "bien, que es lo importante después de un tiempo donde estaba constantemente en los medios", tras lo que prefiere que hablen "desde la distancia y para bien", sobre todo si su nombre está "vinculado al Oporto para que la gente lo conozca mucho más".

"Es un sitio exigente porque llevamos dos años sin títulos y la gente exige el máximo nivel. Conseguir la Liga es un objetivo muy importante para nosotros, y hay que pelear por la Copa y la Copa de la Liga aunque sea un título menor", comentó sobre los objetivos de los 'dragoes'.

Además, comentó que le "gustan los retos" y que su salida le ha "venido bien en lo profesional y en lo familiar", y que incluso está "más ilusionado que antes" con su nueva etapa en Portugal, donde ha recibido un "cariño exquisito" a todos los niveles.

"Ha sido un cambio difícil en su momento el de tomar la decisión. Era una ilusión que tenía que meterme dentro. Siempre estaba en el foco para una crítica buena o mala y necesitaba respirar. Apareció Julen (Lopetegui) y el Oporto y la buena voluntad del Real Madrid. Estoy feliz y se me nota en la cara", resumió Casillas en su primer regreso a Madrid tras su marcha.

"Espero que De Gea tome la mejor decisión del mundo"

También ha sido preguntado por el que puede ser su sucesor como titular en la portería del Real Madrid, David de Gea,y ha asegurado que espera su "situación personal se arregle pronto", que "pase lo que pase tome la mejor decisión del mundo" y le "vaya bien" en el equipo que acabe.

Sobre su propia etapa en la selección, Casillas comentó que "hay que pelear y mucho", aunque considera que no es "inmortal" y aunque le gustaría "jugar hasta los 50 ó 60 es ley de vida", aunque cree que le queda "cuerda para rato y ojalá sea muchísimo tiempo".